domingo, 24 de agosto de 2008

Corriente inalámbrica


Intel mostró un sistema de alimentación eléctrica inalámbrico.

En el escenario prendieron en forma inalámbrica una lámpara de 60 watt, la transmisión se hizo en forma “segura” sin enviar una descarga de electricidad por el aire y con una pérdida de energía de solo el 25%, bastante bien para un primer prototipo.

Con el fin de no afectar a los humanos con la transmisión de energía, se utiliza un campo magnético y no un campo eléctrico, dijo la gente de Intel.


Pronostican que esta tecnología este pronta para mediados de siglo, pero no me extrañaría que con el potencial comercial que tiene se haga realidad mucho antes.

No esperen tener la heladera o el calefón sin enchufar en el futuro, pero podrían usar el monitor (que estaría enchufado) para enviar la corriente a los dispositivos móviles que estén cerca.

¿Por qué? Y bueno, se me ocurre que una distribución de energía en forma masiva por campos magnéticos nos llevaría a hablar de energía gratis, que es algo que no creo que lleguemos a ver en este siglo, esta energía hay que cobrarla y además no se puede desperdiciar e imagino que con las distancias las perdidas pueden ser un tema muy difícil de resolver.

También está el asunto de la salud, ya que si bien no es como pararse delante de un rayo que tendría efectos sobre el organismo inmediatos, mucho debe estudiarse sobre la exposición de nuestro cuerpo a estos permanentes e “inofensivos” campos magnéticos antes de liberar esta tecnología.

Y por último, no se olviden del amigo Tesla, que se supone que logro esto hace años.

In 1891, Nikola Tesla gave a lecture for the members of the American Institute of Electrical Engineers in New York City, where he made a striking demonstration. In each hand he held a gas discharge tube, an early version of the modern fluorescent bulb. The tubes were not connected to any wires, but nonetheless they glowed brightly during his demonstration. Tesla explained to the awestruck attendees that the electricity was being transmitted through the air by the pair of metal sheets which sandwiched the stage. He went on to speculate how one might increase the scale of this effect to transmit wireless power and information over a broad area, perhaps even the entire Earth. As was often the case, Tesla's audience was engrossed but bewildered.

[Todo el artículo]

1 comentario:

Roberto Clavell dijo...

La esteta no estaba tan errada... La gente de Concepto me entiende.