viernes, 5 de septiembre de 2008

Buscando trabajo: Remuneración pretendida


Este año hice un curso que daba TATA de programación java web y luego de finalizado el mismo nos invitaron a una charla que daba la gente de recursos humanos.

Aguanté solo un rato porque básicamente era un “curso intensivo” para hacer el curriculum de forma tal que para ellos (y cualquier empresa reclutadora) fuera más fácil de revisar y archivar.

Pero bueno, de todo se rescata algo, en la reunión una persona pregunto qué responder cuando se pide remuneración pretendida (algo que en particular a mí siempre me pareció muy chocante) y la sugerencia de la representante de recursos humanos de TATA me pareció muy buena; su consejo fue decir el sueldo actual en la mano y comentar que uno está dispuesto a irse por más y no decir cuánto más, con esto uno no se pone techo pero si pone un piso para el que está contratando.

Así nadie pierde el tiempo en entrevistas innecesarias y la cancha queda marcada rápidamente, nos comentó que ellos (y casi todos) tienen franjas establecidas para los salarios que pueden pagar y no te van a llamar si estas fuera del rango.

Ya después dependerá de cada uno negociar “cuanto más” se puede obtener; yo por lo pronto dejaría que la primera oferta la haga la empresa que te está contratando para tratar de subirla lo más posible.

Y por último, traten de hacer una buena negociación inicial porque según mi experiencia es mucho más fácil obtener una buena mejora en los ingresos cuando uno está negociando para entrar en un trabajo nuevo que cuando uno quiere pedir más dinero en el trabajo que ya tiene.

No hay comentarios: