martes, 30 de septiembre de 2008

Estados Unidos y el rescate financiero


Me extraña mucho el apuro que tiene el mundo para que los Estados Unidos pongan los pesos para salvar al sistema financiero.

Es sabido que atrás de ellos caen todos los que cortan la bondiola, incluyendo a los Chinos que son su principal acreedor y socio comercial y el panorama es negro para todos esta vez, no solo para los de los mercados emergentes como suele suceder, será que hemos vivido nuestras crisis y sabemos que no se termina el mundo, que el planeta va a seguir girando al otro día, será que se necesita un buen sacudón mundial para que cambien todas las cabezas, para que la ética y el respeto por el ser humano invada un poco el mundo de los negocios.

Sinceramente me pregunto si sería bueno o malo, si ganaríamos o perderíamos con un reajuste gigante, es como si el dicho “más vale malo conocido que bueno por conocer” tuviese al mundo encadenado, impidiéndole ver o siquiera imaginar algo que funcione diferente.

Nosotros en Sudamérica si que sabemos de blindajes y de adinerados despilfarradores que piensan que se puede hacer cualquier cosa que después viene papá estado y te salva. Tal vez es hasta entendible que desde aquí se lo vea como una solución lógica al problema planteado. ¿Pero que puede pensar el americano crecido en la cuna del liberalismo y el no intervencionismo?

Piensen en el republicano más ortodoxo y en cómo se traicionan los ideales ante el miedo a un futuro incierto con una facilidad alarmante, tal vez esta solución sería un poco menos falluta si el gobierno de turno fuera demócrata, pero esta propuesta para realizar esta intervención económica en los mercados viniendo de un gobierno republicano me parece algo totalmente surrealista.

Solo para mantener el status quo mundial, con el fin de tener una segunda oportunidad, ¿para qué? ¿para quiénes?

Estamos hablando de Estados Unidos el país donde si pierden el trabajo miles de personas porque una industria cierra tenés que ir a llorar al cuartito y quedas en la calle, el país donde quiebran miles de negocios al año tratando de lograr el sueño americano, el mismo país que dejaba morir a una empresa gigante por muy Enron que fuera y que no nos olvidemos dejo que explotara la burbuja de las .com sin salvar a nadie, es ese mismo país ahora el que va a salvar al mundo de la metida de pata más grande de la historia provocada por codiciosos que por hacer un dólar más le prestaron hasta a el que no podía pagar.

¿A esa gente hay que darle una oportunidad? ¿Qué precedente puede dejar esta desición? ¿Cómo van a actuar en el futuro los bancos a sabiendas que tienen una red de seguridad gigante a sus espaldas si ya hicieron este lio aún sin saber que los cubrirían?

Yo no sé, probablemente a la larga esto se apruebe, pero sinceramente creo que un orden mundial económico más sano, más ético emergería de esta debacle si fieles a sus principios los liberales decidieran que una intervención en el mercado es inadmisible e inaceptable.

Ya terminando con mi ataque de histeria; he oído hablar del ‘29 y que ya han intervenido para sacar adelante la economía en el pasado, pero hay una gran diferencia desde mi punto de vista, esa decisión se tomo cuando la economía ya se había hecho paté y una medida extrema era inevitable, ahora ni siquiera vamos a saber que hay después de la debacle porque mantener el “orden” mundial es definitivamente más importante que hacer las cosas bien o vivir acorde al discurso que uno tiene.

2 comentarios:

Leo dijo...

La verdad es que este tipo de política o todos los tipos de politica me parecen sucios en demasía. ahora justo con las elecciones que parece que están disputadas por los demócratas hace tiempo, se suscitan problemas que parece que sólo pueden administrar los republicanos. no sé pero es la visión que tengo yo, sabes te recomiendo que leas el último post de poné los fideos, lo podés encontrar en mi blogroll, de veras que impresiona por su sencillez.
saludos

Acosta dijo...

En realidad creo que los republicanos tenían otros planes, recordá que el 16 hubo un atentado en la embajada de Estados Unidos en Yemen y estaban a un pelo de empezar otra vez con la matraca del terror apostando a que John McCain tenía más perfil militar que Obama, o sea, más o menos lo mismo que hicieron la elección pasada permitiendo la cuota de terror justa para sacar partido del 9/11.

Sin embargo creo que esta vez este problema los agarro de verdad recontra mal parados, tan es así que hoy leo con agrado que no pueden convencer a los republicanos de que voten este plan, lo cual me parece lo más lógico y coherente del mundo.

En fin, creo que esta vez no les salió la triquiñuela de siempre y eso les va a complicar las elecciones seguro.

Voy leer el post que me recomendas.

Abrazo