sábado, 13 de septiembre de 2008

Libros y deberes

De la escuela nos llegó un deber que nos hizo pensar un rato, teníamos que leer un texto y sacar una reflexión para Mateo.

De este librito seguro conocen por lo menos el título, yo particularmente pensé que lo había leído hace años, como cuento para niños, pero ahora viendo este pasaje estoy pensando en leerlo otra vez porque me parece que puede llegar a ser otra la historia que lea.

Es como que al leer se conjugan tres factores, la idea del autor, la imagen que se genera el lector y el contexto en el que el libro es leído, o sea, del mismo texto podemos extraer diferentes cosas en diferentes momentos de nuestras vidas y muchas veces vale la pena volver a leer las mismas páginas que ya no van a decir lo mismo.

… dijo el Principito
- Busco amigos. ¿Qué significa “domesticar”?
- Es una cosa demasiado olvidada -dijo el zorro. Significa “crear lazos”.
- ¿Crear lazos?
- Sí-dijo el zorro…
El zorro callo y miró largo tiempo al Principito:
- Por favor ¡domestícame! dijo.
[…]
- Solo se conocen las cosas que se domestican -dijo el zorro.
- Los hombres ya no tienen tiempo de conocer nada. Compran cosas hechas… ¡domestícame!
- ¿Qué hay que hacer? – dijo el Principito
- Hay que ser muy paciente – respondió el zorro. Te sentarás al principio un poco lejos de mí, así, en la hierba. Te miraré de reojo y no dirás nada…
Pero cada día, podrás sentarte un poco más cerca…

Antoine de Saint – Exupèry
“El Principito”


Y nuestra reflexión fue…

Mateo, la verdadera amistad y el verdadero amor requieren de tiempo y paciencia para formarse, no se consiguen de un día para otro, hay que ser constante, fiel y muy comprensivo para alcanzarlos.

1 comentario:

Daniela dijo...

Very well done.. A+ para todos!