martes, 9 de septiembre de 2008

Mi nuevo celular

Hace unos años compre un Motorola 120t en un distribuidor Ancel que hay (o había) en el shopping de tres cruces, me lo recontra vendieron como la última tecnología y pague en aquel entonces bastante más de lo que pensaba, pero pintaba muy bueno y me lo super recomendaron especialmente por todas sus “modernas” prestaciones.

A la semana nomás, anuncian una revolución total se vino la era digital con sus chips y SMS y los analógicos como el mío (nuevito el) empezaron a morir.

Que calentura… juré que no cambiaba más el teléfono hasta que explotara.

Soporte cargadas varias durante mucho tiempo tratando de hacerme cambiar el ladrillo, pero aguanté piola mi promesa de puro terco que soy.

En fin, no fue necesario esperar por la detonación, recibí una llamada de Ancel para cambiar el bicho.

Se ve que le estábamos generando unos gastos bárbaros por mantener a 3 gatos locos analógicos y nos regalaron un celular porque seguro que les salía más barato.

Entonces ahora tengo mi Nokia nuevo y la satisfacción de que al final me tuvieron que compensar por haberme engañado.. jeje

3 comentarios:

Alejandra dijo...

Yo tenia otro ladrillo, lo cambié porque al pobre se le murió la bateria. Mis alumnos me decían que no lo tirara porque me servia como defensa personal. jajajjaja
Lo tenía tan mal trecho que el botón de prender no andaba y para prenderlo debia hacerlo con un clip.jajajaja
También soy muy porfiada.
Saludos

Daniela dijo...

JAJAJAJAJA..Bienvenido a la nueva era digital entonces!!
Porfiado..NUNCA!!

Acosta dijo...

Yo ya pensaba que me lo llevaba como suvenir para Australia… jajaj

Alejandra, vos sos más porfiada que yo!! El tuyo además de viejo estaba hecho pate!!

Y si Dani… no sabes que emoción poder mandar un SMS… :)