lunes, 24 de noviembre de 2008

Apodos


Durante los años me han llamado de varias maneras, haciendo un poco de memoria recuerdo...

De niño en la calle, “el Andre”, no era apodo sino más bien una deformación del nombre, el “el” infaltable en el barrio y la mala pronunciación que por más que me esforzaba por que la corrigieran se repetía en forma irremediable.

El Pache(nótese el “el”) me decía “Campeón”, era el único que me llamaba así, un día empezó en la cantina y todavía alguna vez me lo dice... desconozco origen y motivación.

En el baby futbol “Cabeza”, bueno, por mi complexión más bien flaca cuando era chico y el tamaño de mi cráneo digamos que era poco menos que inevitable cargar con ese mote, además como todos sabemos, remarcar un atributo físico destacado ha sido la forma de poner apodos más simple y común desde el comienzo de los tiempos, alguno en alguna ocasión y cuando con el paso de los años no se notaba tanto el tamaño del coco, dijo que era porque metía goles de cabeza, nunca los corregí porque en cierta forma era como un alago, pero siempre supe que la única razón para el apodo es que yo soy un cabezón.

En familia “Gallego”, me lo puso mi viejo, tal vez porque por el lado de mi madre la descendencia desde la Coruña es fuertísima (al punto que estamos viendo si tramitamos la ciudadanía Española también), o tal vez me lo haya puesto porque de chico era zetoso y gracias a la foniatra ya no se nota... en fin... no está claro el origen.

En la escuela y primeros años de liceo “Gaita”, derivación obvia de la forma en la que mi padre me llamaba.

3ro de liceo, un “enemigo” me puso “Niño Guede” o simplemente “Niño”, me lo decían él y alguno de sus secuaces, yo le puse uno peor así que no me quejo.

4to de liceo, cambiamos a liceo nuevo y no prendió ningún apodo, al menos que yo recuerde, era Andrés nomás... ¿raro no?

5to de liceo, cambiamos otra vez de liceo pero esta vez sí pegó un apodo “Chompiras” o “Chompi”. Obviamente este apodo se debía a mi terrible barba que siempre me tenía con sombra en la cara.

No es el mote tradicional pero en los tiempos que corren siempre hay que elegir un Nick para algo, yo siempre uso “Rulo” en homenaje al personaje que siempre usaba en sus historias Alejandro Dolina.

Desde 6to de liceo y durante la facultad murieron todos los apodos, simplemente me transforme en Acosta o Andrés para los más íntimos y salvo por algún Gallego que se le escapa a papá de vez en cuando ya no hay más apodos.

4 comentarios:

Diego dijo...

Hace un tiempo escribi un articulo sobre los apodos en palmira, te dejo el link para que aprendas alguno mas http://almeidabezies.blogspot.com/2008/03/apodos.html

Acosta dijo...

Jaja... ya lo leí, excelente!!

Alejandro Rinaldi dijo...

en la Facu también fuiste conocido como "Acostovich" por tu dificultad para largar un mango!

Otros te llamaban "Tony"

Acosta dijo...

Así me llamabas vos, lo que nunca te diste cuenta es que solo a vos no te largaba un mango... jajajjajaj