jueves, 6 de noviembre de 2008

Salud Sexual y Reproductiva


Se aprobó en diputados la ley que despenaliza el aborto o si prefieren llamarla por el eufemismo la ley de “Salud Sexual y Reproductiva”.

Soy franco, me entristece, me angustia, me parece el atropello más grande contra el más indefenso y no puedo hacer nada para evitarlo.

La ley en su capítulo II reconoce el derecho de toda mujer a decidir sobre la interrupción de su embarazo hasta las 12 semanas de gestación, con los embarazos nuestros nos tocaron vivir muchos momento de nervios y muchas alegrías, emociones que uno no conoce, ni siquiera sospecha hasta que las vive; uno de los momentos más fuertes es la Translucencia nucal, es una ecografía que ser realiza entre las semanas 9 y la 13.

Acá tienen un ejemplo donde ven al futuro bebe moviéndose, en este punto según la nueva ley se puede interrumpir todo.



Yo estoy seguro que en un ovulo o en un espermatozoide no hay vida, pero una vez que se juntan, ¿podemos marcar una línea precisa que diga desde aquí en adelante hay una persona nueva con derechos?
Yo creo que no, así es que la única alternativa que veo como válida es arrancar desde el único punto seguro, esto es, antes de que se junten no hay nada, después que se juntan hay nueva vida, no podemos correr el riesgo de equivocarnos, no hay margen para el error.

Si dejamos que la unión prospere, pueden pasar dos cosas, que naturalmente la gestación se interrumpa o que lleguemos a tener una personita entre nosotros, la cual tiene desde el instante cero de la unión un derecho fundamental que no puede ser socavado por ningún otro... el derecho a nacer.

Como bien sabemos en nuestras sociedades los derechos de uno terminan cuando empiezan los del otro (o deberían), por lo tanto desde la unión ya no se puede exigir el derecho a la reproducción controlada de una madre, eso ya fue, es demasiado tarde, debió haberse actuado antes con prevención para hacer valer ese derecho.

Voy a tratar de ser claro, solo se puede actuar antes que se junten el ovulo y el espermatozoide para estar seguro que no se está cometiendo un crimen y esto solo se logra con mucha educación y facilitando todos los medios necesarios para evitar la concepción.

Luego, si hay un embarazo no deseado, el “papá estado” que banca tantos ñoquis puede bancar en sus hogares infantiles al niño y agilizar sus políticas de adopciones para minimizar los tiempos sin una familia adecuada para el bebe.

En Uruguay no tenemos pena de muerte, gastamos en comida y sustento hasta para el peor de los delincuentes, ¿no podemos gastar un poco por un niño inocente hasta que se le encuentre un hogar que lo ame?

En resumen, pienso que el único precio a pagar por un embarazo no deseado debería ser que la madre lleve en su interior al bebe durante 9 meses y nada más, logrando así que ya no mueran ni madres ni niños innecesariamente.

4 comentarios:

Alejandra dijo...

Es un tema duro, dificil y espinoso.
Lamentablemente no hay educación de prevención y seguimos con los tabues que solo llevan a la frustación.
Es dificil emitir una opinión, pero hay casos en los cuales la víctima tambíen es la madre y no estoy hablando de una mujer "hecha y derecha" sino niñas apenas comenzando la pubertad o aveces mujeres con discapacidades mentales.
Es duro.

Acosta dijo...

Tenes toda la razón, es de los temas más complicados de tratar y sin embargo tenemos que hacerlo, alguna día encontraremos alguna forma para lidiar con el, lo único que no podemos hacer es ignorarlo. Gracias Alejandra por dejar tu comentario.

Tegin dijo...

por supuesto es un tema complejo, pero como otros tantos más o menos relacionados (matrimonios homosexuales, adopción en parejas ídem, divorcios, etc) me parece que siempre es muy malinterpretado. A ver, acá en Argentina el aborto está penalizado. La única forma segura de realizarlo es en una clínica privada (aunque en forma clandestina, ojo) desembolsando un montón de dinero, y a eso no accede cualquiera. Bueno, en el país se llevan a cabo medio millón de abortos por año. Con la despenalización lo que creo que se lograría es que toda mujer que por X motivo desee abortar (en mi opinion está en todo su derecho, ya que el embarazo puede poner en riesgo su vida o la de la criatura, o llevar a la misma a una vida dolorosa y condenada a una muerte a mediano plazo con alguna enfermedad congénita como el SIDA, por ejemplo) pueda hacerlo en un ámbito seguro, sano, y en forma gratuita, ya que muchas mujeres, en su mayoría chicas menores de 18 años mueren a causa de esos quinientos mil abortos realizados por año. Lo que creo se buscaría despenalizando el aborto es evitar ese índice gigantesco de mortalidad, priorizando los derechos de la mujer y brindando una igualdad y una garantía de seguridad e higiene a la gente más pobre, y no que todas las mujeres vayan a abortar y que no vayan a nacer más bebés. Ese es un juicio simplista y estúpido que, por ejemplo, alguna gente hizo acá en ARG con la aprobación de la Ley de Divorcio en 1985 ("todo el mundo se va a divorciar y nadie va a tener hijos"). De hecho, nadie defiende el aborto sino la despenalización del mismo, para evitar tantas tragedias evitables.

te recomiendo que leas este artículo, es sobre la legislación existente sobre aborto en Noruega, vigente desde 1976 y que segun se dice funciona muy bien:

http://macarenahenriksdatter.blogspot.com/2008/08/el-aborto.html

Acosta dijo...

Hola tegin, gracias por participar, te cuento que acá en Uruguay el aborto es permitido en varias circunstancias, no es como en Argentina, ya que acá el estado no tiene nada que ver con la Iglesia.

Esta ley lo que agrega son razones más subjetivas para realizar el aborto, voy a leer con gusto lo que me recomendas y gracias por tu comentario.

Abrazo.