lunes, 18 de mayo de 2009

La esencia


En esta semana hemos completado un proceso enorme de tamización.

Lo que hasta hace poco más de 1 año era una familia de 5 viviendo en un apartamento de 100 metros totalmente equipado, ahora cuenta todas sus posesiones en 10 bolsos grandes, 3 bolsos de mano y 2 mochilas.

Fue un proceso lento que permitió que el desprendimiento fuera realmente sencillo, además hemos restringido nuestros gastos personales en este último año a lo indispensable, por lo que tampoco tenemos ropa u objetos nuevos que de pena dejarlos atrás.

Mirando lo que quedó en los bolsos vemos lo que realmente nos interesa; el mayor bulto son libros, luego los juguetes y libros de los niños para que no les falte nada de lo que disfrutan todos los días, pequeños tesoros personales que hemos recopilado con Gabriela durante años pero que juntos no suman ni un kilo de peso, fotos familiares y un poco de ropa, solo la que está mejor.

Como hemos comentado en algún otro post, vamos a viajar muy livianos, tranquilos y contentos porque sabemos que lo verdaderamente importante no viaja en los bolsos sino que lo llevamos dentro.

8 comentarios:

Manolito dijo...

Elegir lo que va, lo que se queda o lo que se regala, dificil, muy dificil y en ocasiones doloroso, particularmente para la mujer que suelen aferrarse mas a algunos objetos con valor sentimental o afectivo. Te comento Andres que nosotros viajamos con montones de valijas y bolsones, pero ademas mandamos por barco un cajon de solo 1 metro cubico, pero que nos permitio mandar muchas cosas que ya no sabiamos como llevar y nos llego creo que algo asi como un mes mas tarde.

Acosta dijo...

No solo mujeres... mira que conozco unos cuantos que no tiran ni el papel del chicle... jejej

En nuestro caso Gaby es muy desprendida por suerte (o yo la he ido ablandando) y yo soy un caso extremo, soy como de teflón (no se me pega nada… cuac), así que te imaginarás la barrida de cosas que hicimos, ya teníamos casi 8 años de casados así que fue tiempo suficiente para hacer buen acopio de cosas, como ejemplo recuerdo que la última mudanza fueron dos camiones completos así que podríamos decir que pasamos de 2 camiones de mudanza a unos pocos bolsos, jejeje

Por suerte con nuestra partida pudimos ayudar a mucha gente y eso también nos deja una sensación agradable, ese sentimiento que ya hemos colaborado con parientes y amigos que no están en la mejor de las situaciones.

Eliana dijo...

Con mi familia pasamos dos veces por ese proceso, primero cuando nos fuimos a EEUU hace 6 años,luego nos tocó lo mismo al volver, y eso que un amigo que volvió antes nos trajo cosas en su container y nosotros otro tanto en el nuestro,además de hacer garage sale por dos semanas antes de venirnos y unos cuantos viajes a un lugar de donaciones,ahora todavía andan en la vuelta algunas cosas que llevamos desde Uruguay, las paseamos por allá y regresaron (algunos juguetes y objetos personales,etc).
Todavía tengo la esperanza que se cumpla el dicho de "la tercera es la vencida" por eso antes de comprar algo pienso:"y si nos vamos para Australia en un tiempo,para qué? con el tiempo uno aprende que las cosas materiales van y vienen,pensar que en la casa de mis padres hay cosas de parientes que ni siquiera ellos conocieron,todo un museo.

Acosta dijo...

Tal cual Eliana, son cosas que van y vienen y se van juntando y juntando y al final algunas ni se sabe de donde salieron.

Para mí no tiene el menor sentido hacerlo.

Gracias por comentar.

Alejandro Rinaldi dijo...

lo que llevan adentro? es que acaso conseguiste un laburito de mula para financiar el pasaje? ;)

Acosta dijo...

jajaj... que zapallo... jajajajaja

PD. te dije que de esos temas no hablo

walrus dijo...

jajaj acabo de ver el contador.. 32 dias chale suena muy aterrador jajaja animo por aca le sechamos porras !!

Acosta dijo...

Gracias walrus!!!