jueves, 25 de junio de 2009

Primeras impresiones


Melbourne impacta desde el primer minuto, todo parece nuevo, limpio y organizado.

La historia de que son más fríos por estos lares todavía no la hemos percibido, por ejemplo en el avión de Quantas fue en el que bromeamos más con los pasajeros y el personal de abordo por mi condición de “burro de carga” y fue en el único vuelo donde alguien se ofreció a darme una mano con los bolsos (y más de una vez).

Luego en las vueltas que hemos dado nos han tratado de película y uno no para de dar las gracias, es como que la buena onda se contagia… jeje

La cuidad super verde, esta la City (o CBD) donde se concentran edificios y oficinas y luego los suburbios que se pierden en el horizonte en todas direcciones, casi imperceptibles por la cantidad de árboles, parques y espacios verdes que tiene la cuidad, por algo se la conoce como la cuidad jardín.

melbourne_sky.jpg

En la imagen además se pueden hacer una idea de la vista que teníamos desde el avión al aterrizar.

En el horizonte se ven las montañas y como uno no ve edificios desde el suburbio es como si siempre estuviese mirando a un terreno virgen en todas direcciones, realmente es muy hermoso y el aire es super, super limpio.

La calles están muy bien señalizadas y creo que no vamos a tardar mucho en manejarnos solos, debo admitir que todavía me choca un poco el cambio de mano en el tráfico y más de una vez me sobresalto pensando que vamos a chocar por ir contramano, pero cada vez me pasa menos.

Ya hemos ido a hacer varias compras en el shopping, supermercado y farmacia y ha sido todo muy sencillo, cero problemas con el idioma por suerte.

En el super usamos un método que se me ocurre totalmente impracticable en Uruguay, más teniendo en cuenta que la seguridad de los super uruguayos hacen que uno se sienta un ladrón en cuanto entra por el control que se ven obligados a hacer, en fin.

Terminamos las compras y fuimos a una caja de auto servicio, si señor, sin cajero sin controles, pasamos toda mercadería por los lectores de códigos de barra, pagamos con billetes en una maquina y recibimos el vuelto, todo sin que nadie interviniera, ¡increible!

Nos llamó la atención de la variedad de productos y la calidad de los mismos y ahora estamos entendiendo porque mi prima nos decía que íbamos a engordar unos cuantos kilos acá, jajaja.

Imaginen ya hemos probado comida, vietnamita, mongola, india y china… ¡viva la multiculturalidad!

Vas a un shopping y cada uno vestido en su onda o según sus tradiciones o como se le cantó, nada de complejos, realmente nos encanta.

8 comentarios:

Hogares Salesianos dijo...

Me alegro que estén todos bien, disfruten estos días de vacaciones. Acá hace un frío terrible (¿ cómo es el clima por ahí ?).

Hogares Salesianos dijo...

Perdón, se preguntarán quién es "Hogares Salesianos" jeje...soy Alejandro lo que pasa que tengo también ese blog con un grupo de Mercedes.

Hogares Salesianos dijo...

Jesica y yo tuvimos la misma experiencia en un supermercado en París, pero más traumática. Hicimos la cola para la caja (atrás había bastante gente), y cuando llegamos a la misma nos quedamos esperando que viniera la cajera (la cual, por supuesto, nunca apareció porque NO HABIA). Después de que alguien nos indicó que no había que esperar empezamos a pasar todo y luego nos trancamos con el tema de pasar la tarjeta, en fin, con todo esto tuvimos como 10 franceses esperando como 10 minutos a que los indígenas termináramos de pasar por la "caja fantasma". Nadie dijo una palabra por supuesto, después les dije "Pardon" con el tono más lastimero que pude encontrar y creo que quedaron conformes....

Alejandro dijo...

Eso es lo bonito de migrar: encontrar situaciones y vivir experiencias que en nuestros países de origen serían imposibles.

¿Ya han inscrito a los chicos en la escuela? Es un tema que me preocupa por mi hija de 4 y el mayor de casi 13.

Un abrazo

walrus dijo...

Que bien que ya estan en su nuevo hogar y que todo esta marchandp bien, todas las ganas de ahora en delante y pronto estaran completamente establecidos.
Saludos.

Alejandro Rinaldi dijo...

para, para , para un cachito... vos decis que en AU podes entrar al super con una mochila sin que un segurata te siga por todos los pasillos???

Acosta dijo...

Alejo

Todavía me estoy riendo… excelente anécdota.

Ya puse tu blog “Hogares Salesianos” en mi lista.

Por acá está fresco pero menos que ahí y además con la calefacción en todos lados estas poco expuesto al frío.

Alejandro

Luego vamos a hablar de los trámites en general incluida la escuela, me quedan unos detalles pero pronto pongo el post.
Abrazo

Walrus

Si gracias a Dios todo va saliendo bien, recién vamos 4 días y nos vamos adaptando a buen ritmo, obviamente gracias a mis primos acá sino todo sería mucho más difícil.
Saludos

Rinaldi

Satamente, no hay ni lockers, había un solo muchacho cuidando todo el super (del tamaño de la Tienda Inglesa del Montevideo Shopping, para que te hagas una idea) pero no parecía muy estresado con el trabajo, jejeje.

Siwel Aragon dijo...

Guaa!! eso de atenderse uno mismo en el supermercada suena como Alice in Wonderland!!!