viernes, 30 de octubre de 2009

Español para principiantes


He notado que hay una cierta moda por el español.

Parece que a los australianos les gusta y siempre me están preguntando frases y palabras y alguno empezó a tomar clases particulares y me pide ayuda de vez en cuando.

Los compañeros de trabajo primero quisieron aprender una tanda de malas palabras como es natural (aprendé Chia Yen que nunca me enseñaste ni una mala palabra en chino), pero ya están avanzando a frases más complejas.

Ayer hicimos una escapada al estadio para ver en directo una carrera de caballos y cuando me invitaron para ir me dijeron “quieres ver un carrera de caballo”, que ya demuestra una elaboración superior de las oraciones.

Otro compañero que estaba de novio con una chica Argentina me da manija para que lleve el mate al trabajo, “no hay regla que lo prohíba” me dijo con una sonrisa.

Cuando me decía esto, otro compañero dijo mate, pronunciado en inglés, es una forma de referirse a un amigo y le pareció bastante cool (según sus palabras) el nombre del té sudamericano, jejeje.

Me tiran frases en español todos los días y me siento un poco como Mateo en la escuela; calculo que para mitad del año que viene ya los tengo a todos hablando en castellano, jejeje.

Que honestidad


Ayer en el boletín escolar vino el siguiente mensaje:

School Fee Payment

We received a direct payment into our account on the 26th October, 2009 for the amount of $200.00. The person who has put this fee payment in has not typed in their family code. If you have paid this amount on the 26th October, could you please contact the office immediately?

Una rápida traducción sería, “nos apareció plata en la cuenta pero no dijeron de que familia era, por favor el que pagó los 200 dólares que avise.”

¿Cuánta gente habrá reclamado ese pago?

Yo estimo que solo una familia lo hizo y fue la que pagó y se olvido de la referencia, jejeje.

Las tablas


Hoy en el trabajo agarre un cuaderno para tomar apuntes.

El cuadernito era escolar y tenía las tablas de multiplicar en la parte de atrás.

Me pareció raro ver las tablas del 1 al 12 y dentro de cada tabla las multiplicaciones van hasta el número 12 también.

Le comenté a un compañero que para mí era un poco raro porque las tablas en Uruguay llegaban hasta el 10 y obviamente dentro se multiplicaba hasta el 10 también.

Me dijo – Que raro.
Le dije – Que raro que es acá.
Me dijo – Que raro que es allá.
Le dije – No, acá son raros.
Y así seguimos por un rato... jeje

¿Cómo es en los otros países? ¿Dónde es raro, en Australia o en Uruguay?

sábado, 17 de octubre de 2009

miércoles, 7 de octubre de 2009

Popurrí irrelevante


Frecuencia de los ómnibus

En otro momento hablamos de la puntualidad del transporte colectivo y de lo seguro que era viajar en el ómnibus comparado con Montevideo.

Bueno, hay algo que anda rematadamente mal y es la frecuencia de los ómnibus.

Aún en hora pico si uno pierde el ómnibus esta frito, el próximo pasará una hora más tarde, con suerte.

Hay que conocer varias rutas en la zona para caminar o correr varias cuadras para tomar otro ómnibus que más o menos te lleve a otra estación y con un poco de suerte y esfuerzo, podes evitar llegar tarde porque los trenes si pasan con una frecuencia razonable.


Las viejas de parabienes

En casa se decía, “si llueve con sol, se casa una vieja”.

Bueno las señoras mayores buscando pareja deben de estar de parabienes en Melbourne, llueve, diluvia, graniza y el sol quema en el horizonte cada dos por tres.

Así que ya saben las señoras que buscan el amor de su vida… vénganse para Melbourne que seguro encuentran algo.


El milímetro

En Australia han adoptado el patrón kilo/litro/metro igual que nosotros, pero es notoria la forma en la que lo subutilizan, le dan al pobre milímetro a muerte y cuesta bastante encontrar algo en metros y si a esto además le agregamos que de vez en cuando alguno te mete una medida en pies, entonces queda demostrado que todavía están en proceso de asimilación del mismo.

Para nosotros es un poco complicado ya que te tiran 3 o cuatro medias rápido y los números se hacen más grandes y nos cuesta entender y luego cuando entendemos que nos decían 1850 mm y les decimos.. ah vos decís 1.85 m, nos quedan mirando sin entender nada.

Y bueno, ya nos vamos a acostumbrar a manejar al pequeño milímetro con comodidad.

El salto del ladrón (o rompemuñecas)



Los que han hecho plinto en el liceo conocen esta acrobacia.

En los años de liceo solemos cuestionar muchas veces la utilidad de ciertas cosas que nos toca aprender y generalmente las quejas suelen ir alineadas con las materias que menos nos agradan.
Sin embargo algunas veces uno se cuestionaba lo mismo aún cuando la tarea a realizar fuese grata... por ejemplo... las piruetas en el plinto en mi caso.

El saltito del ladrón era parte del paquete de acrobacias de la época y acá en Melbourne lo he visto practicar todos los días y parece que es bastante útil.

Muchos muchachos en buena forma física lo usan para evadir el ticket del tren, y realmente lo hacen tan bien y tan rápido que es muy difícil detectar el pequeño salto si uno mira de costado.

Obviamente los ojos entrenados de los guardias dos por tres cazan a uno, pero es impresionante como usan este recurso a pesar de las fuertes multas establecidas para los infractores.

Y bueno, ya ven que las cosas terminan sirviendo para algo, yo sigo esperando por la utilidad del francés, pero soy un tipo paciente, jejeje.


Los plátanos

Pensé que había zafado de esta peste que cae de los árboles y se te mete en los ojos; en Montevideo estaba lleno y es de lo más molesto que uno se pueda imaginar.

Bueno acá del otro lado del mundo, salgo a hacer un mandado en un día ventoso de primavera y para mi desgracia el árbol que está en la puerta del edificio es un plátano tirando la misma porquería que en Uruguay.

¡Qué mala suerte!


Hey Hey is Saturday

Se acuerdan del la frase de Les Luthiers, “no se pierda la quermes de los sábados… el próximo domingo”.

Bueno acá es lo mismo, “no se pierda Hey Hey is Saturday el próximo miércoles”.

Son solo un par de especiales, pero no puedo evitar acordarme de Les Luthiers.

Cumpleaños de Mateo


Mateo cumplió los 6 añitos e hicimos nuestra primera reunión en casa en Australia.

Pasamos un rato muy lindo con la familia y los amigos, nos estrenamos haciendo los sándwiches para el cumpleaños y conseguimos muchas cosas ricas en panaderías sudamericanas de la zona.

Como estábamos en vacaciones recién en esta semana fue el festejo con los compañeritos de la escuela.

Las fiestitas son más tranquilas por estos lados y los padres no dejan a los hijos durante horas como en Uruguay en salones de fiestas, tampoco se pueden sacar fotos así nomás, así que nos estamos adaptando al nuevo estilo (más tranquilo) de celebración.

Cambio de escala


Uruguay es un país con pocos habitantes y muy pequeño comparado con Australia, los orientales estamos acostumbrados a distancias cortas, donde uno hace 500 km en línea recta en cualquier dirección y desde cualquier punto y se salió del país.

Debe ser por eso que todavía nos maravillamos con el tamaño de la cuidad y el tráfico, recuerden que en Melbourne vive más gente que en todo el Uruguay.

Acá hay algunas fotos que tomó Gaby desde la camioneta cuando fuimos a Sunshine por la libreta.