lunes, 22 de marzo de 2010

Lo que pasó con Rosario

Como muchos recordaran en navidad mencionamos que estuvimos a los trotes con Rosario.

La cosa fue así, justo antes de la cena de Navidad los nenes (5 en total) salieron con dos adultos a jugar con las bengalitas que son los únicos fuegos artificiales que se pueden comprar acá y son aptos para la edad de nuestros niños.

Acá les dicen sparklers y seguro los conocen y en sus países venden algo similar…



Nosotros estábamos adentro comiendo el postre y mirando de reojo por la puerta que da al patio.

Una de las chispitas de la bengala encendió el vestidito de Rosario a la altura del muslo, Gabriela fue la que lo vio y corrió a la puerta enseguida pero estaba la tranca puesta y no podía abrirla, me dejo pasar y pude abrir al tiempo que los adultos fuera alertados por nuestro gritos se dieron cuenta de lo que pasaba y uno de ellos apago el fuego del vestido para que no se expandiera más.

La llevé corriendo al baño y le dejamos correr agua fría en forma continua sobre la quemadura mientras llamamos a la ambulancia.

Llego bastante rápido y le aplicaron unos parches que le calmaron el dolor enseguida y con eso se quedó más tranquila.

Salimos Gabriela y Rosario en la ambulancia y yo atrás en la camioneta (junto con Manuel que nos hizo compañía) para el hospital donde en recepción nos preguntaron como había sucedido todo.

Nos vieron un par de médicos y aplicaron unos parches de plata y a los dos días empezamos las curaciones.

El proceso de tratamiento de la herida nos llevó como un mes ya que habían dos sectores donde la quemadura era más profunda (de 2do grado) y la curación demoró bastante más en esos lugares, ahora estamos con una pomada para tratar de desvanecer la cicatriz pero eso va a llevar bastante tiempo.

Pasamos un poco mal por la mezcla de estrés, culpa, preocupación, alegría por que pudo haber sido peor, etc y ahora estamos nuevamente en la normalidad y ya sentimos que la cosa pasó.

Respecto a Rosario, que además de la quemadura se bancó como un mes si poder darse un baño decente, la única secuela es la cicatriz que está mejorando lentamente y el miedo que le quedó al fuego que hasta le cuesta soplar las velitas en una torta, poca cosa si consideramos la magnitud que podría haber tenido el accidente.

Y por lo menos nosotros, bengalitas… nunca más.

5 comentarios:

Pablo dijo...

Ay amigo, que susto!!
Pero me alegra que Dios cuido a tu beba y que todos reaccionaron rapido!!!!
Que bueno que ya esta todo mas normal, yo tambien soy ajeno a todo lo que tenga fuego, en mi casa no usamos nada de esas cosas, yo una vez casi me quemo un ojo, y aprendi mi leccion hace años.
Un abrazo desde Mexico.

Leo dijo...

me alegro que esten bien y que tu seniora se haya recuperado

Acosta dijo...

Gracias

BelleEpoque dijo...

Cuanto lo siento, espero ya se encuentre bien, con mucho sufrimiento uno entiende porque no se venden fuegos artificiales en este pais, aunque no los conozco tendria que asumir que la ropa que usaba no cumplia con las normas Australianas y era quizas un producto importado ya que en la ropa de niños hay gran control para que no se prenda fuego, asi que la cosa no es que los niños no se diviertan si no que los padres sean mas observadores cuando hacen sus compras, asi que si es ropa que es de Uruguay ya saben que hacer con ella mas que nada si van a estar cerca de calefactores, estufas o otros lugares con calor o fuego, como ser si la madre esta cocinando esa tan rica torta o dulce en el horno no seria el primer inmigrante que se queda pegado al horno con su ropa que se derrite

Quizas no te suscribas a un diario como The Age como para enterarse de como funciona el pais, te lo recomiendo que lo hagas.

Ahi se publico dias atras esta noticia
http://alturl.com/v7h5

***aqui te dejo algo mas***

All fabrics burn but some burn more readily than others, so it’s wise to buy clothes for your children that are either made from fabrics that are slow to burn or designed to reduce the risk of catching alight.

Look for labelling that indicates compliance with the standard AS 1249:2003 — Children's wear and limited daywear having reduced fire hazard, which includes a labelling scheme to indicate the fire danger.

Garments labelled "low fire danger" are relatively safe and made from fabrics that are slow to burn. Close-fitting garments such as tracksuit-type pyjamas are generally labelled "styled to reduce fire danger". "High fire danger — keep away from fire" indicates that the garment is highly flammable.


Bueno suerte y gracias no fue algo peor y recuerden la mayoria de la ropa que compran para los niños en el label deberia mencionar el Fire Rating, no se olviden de leerlo.

Saludos

Acosta dijo...

Gracias por tus palabras BelleEpoque.

Respecto a la ropa te cuento que estaba estrenando un vestido de Disney comprado en Target y de combustión lenta, sino, estaríamos lamentando una tragedia ya que con el aire tan seco y el tiempo que nos llevo destrabar la puerta no hubiésemos podido evitar que se prendiera todo fuego.

Las bengalitas las compró un primo en Target también.

Saludos