jueves, 2 de septiembre de 2010

Yusuf Islam

En Junio tuvimos la oportunidad de ir a ver un recital de Yusuf Islam, antes conocido como Cat Stevens.

Para los que no conocen la historia, este gran músico se retiro en lo más alto de su carrera poco tiempo después de convertirse al Islam en el año 1979 para volver a hacer música en el 2006 por cambios en su enfoque sobre su religión provocados desde su entorno cercano.

Gracias a mi padre, gran fanático de este hombre, es que crecí aprendiendo a admirar su trabajo, primero solo con su música y luego cuando supe inglés con sus letras que tenían una profundidad formidable.

The Hurt, que Berch Rupenian no quiso poner número 1 y eso le dejó la sangre en el ojo a mi viejo para siempre:



Ahora hemos tenido con mi esposa la oportunidad de compartir una noche de música con este gran artista, que a pesar de sus 60 y pico, conserva su voz perfectamente gracias a una vida sana y lejos del foco del estrellato.

Lejos de hacer un show basado en su vieja y vasta obra, nos deleito con un concierto 50% con material nuevo de excelente calidad y 50% de clásicos.

El arte fue increíble, la puesta en escena genial y en un dialogo con el público permanente que te hacían sentirte en el living con un amigo más que en un recital pop.

Era evidente que un músico de esta talla no puede pasar más de 20 años sin crear nada y las nuevas canciones durmieron en su cabecita por todo ese tiempo y hoy explotan para satisfacción de sus seguidores.

Tenemos esperanza de volverlo a ver ya que durante el recital comento que guarda especial cariño por Melbourne ya que tiene familia acá, primos y sobrinos y que es bueno venir y pasar rato con ellos.

Respecto al show, fue sencillamente espectacular y divertido, jugó mucho con el público. Amagando a tocar un clásico y cortando y diciendo cosas como por ejemplo, ‘esa la dejamos para después’ que hacía que el estadio estallara en carcajadas.

Hizo algunos cambios en las letras clásicas para adaptarlos a su nuevo perfil o a los tiempos que corren, pero en nada se afectó el producto final; por ejemplo:

- Sacó el Girl y el Baby de Wild World además del contenido amoroso y solo dejó el Child y por supuesto que con Zulu incorporado:

Oh, baby/bana, baby/bana, it's a wild world
I'll always remember you like a child (girl)





La canción original estaba dedicada a su pareja del momento Patti D'Arbanville y ahora tal vez la haya cambiado por respeto a su esposa, a la que agradeció y mencionó en varias ocasiones.

- Gracias a Dios en vez de gracias a la luna Sitting:

Bleeding half of my soul in bad company
I thank the Moon/God I had the strength to stop



- En Here comes my baby en vez de decir talking dice texting, adecuando el tema a los tiempos que corren:

You never walk alone
and you're forever talking/texting on the phone

Una de las favoritas de nuestros niños...


Emocionante, divertido, espectacular, sorprendente… veteranos, jóvenes como nosotros ;), jóvenes en sus veintes... todos juntos cantando con Yusuf. Una experiencia que voy a atesorar con mucho cariño toda mi vida.

2 comentarios:

Koalita. dijo...

Ayyyyyy me encanta el gato Esteban (como le decimos mi esposo y yo) pero no sabia que se habia convertido al islam, sin embargo sus canciones serán hermosas por siempre!

walrus dijo...

mis favoritas del buen Cat:
peace train
wild world
moonshadow
oh very young

Saludos !