domingo, 16 de enero de 2011

El gen australiano 3


Estamos circulando por una zona comercial con Gabriela en la camioneta y paramos para que una señora cruce la cebra, cuando cruzamos Gaby nota un monedero tirado donde estaba la señora parada y me avisa, yo entonces busco un lugar para parar en la dirección en la que había visto que se dirigía la señora ya que el trafico no permitía volver por el monedero, veo si que una camioneta que venia atrás para y que baja alguien a recogerlo, yo sigo tranquilo y encuentro a la señora y le pregunto si perdió algo y me dice que si, que estaba buscando su monedero, entonces le digo que se le cayó en la cebra y que alguien lo había levantado, que fuera a preguntar en el negocio en frente al cruce peatonal por si la habían llevado ahí, en eso diviso la camioneta que había parado a buscar la billetera que esta estacionando cerca y me acerco a preguntar si tenían la billetera y la señora que manejaba me dijo que el hijo la había llevado efectivamente a atención al cliente del negocio y que ella iba a entrar ahora; es así que presenté a las señoras y estas se fueron juntas charlando a buscar los documentos y el dinero.

Gente honesta hay en todos lados y de la otra también, pero o yo he tenido mucha suerte o el porcentaje de gente honesta en este país es altísimo.

PD. ¿Recuerdan estas anécdotas?

http://acosta-fernandez.blogspot.com/2010/01/megapost-203-dias-de-haber-llegado.html#SocSeg

http://acosta-fernandez.blogspot.com/2009/10/que-honestidad.html

3 comentarios:

Manolito, en mi moda playera. dijo...

Este tipo de anecdotas ha pasado ya muuuuuchas veces, demasiadas como para ser considerado "casualidad", por suerte, inclusive a mi me paso algo parecido con identicos resultados.

Andrés Navarro Lopez dijo...

Que bueno saber que honestidad es lo que abunda por alla. Espero que eso no cambie nunca. Saludos Andres

Leo dijo...

bueno viendolo con un poco de humor, eso explicaria el porque de uqe Australia sea una isla, jejeje