martes, 27 de abril de 2010

Beremís Samir en Jaureguiberry


Con estos dos últimos posts sobre acertijos y problemas se me activaron algunos lindos recuerdos. El más fuerte es sin duda cuando escuche por primera vez del "Hombre que calculaba".

Yo tendría entre 10 y 12 años y me estaba quedando unas semanitas con mi padrino y mis primos en ese hermoso balneario uruguayo con nombre de Gummi-Balla, Jarureguiberry.

Esos días que pasaba con ellos solíamos ir a pescar un poco mar adentro cerca de la desembocadura del arroyo Solís grande en forma diaria, nunca fui un fanático como ellos de la pesca, pero reconozco que integrarme a esta rutina diaria por un tiempito me encantaba.

En fin, cuando uno está en el bote esperando horas por el pique, además de marearse, puede compartir cuentos historias y plantear acertijos y adivinanzas para hacer que el tiempo pase en forma más amena.


Foto de Jaure

Fue ahí que mi tío y padrino nos contó sobre Beremís Samir, alias “el hombre que calculaba”, de como con su ingenio resolvía los problemas más complejos con una facilidad increíble y nos planteo algunos de los problemas que recordaba agregando la ambientación del relato original lo que los hacía fascinantes, con todo esto nos tuvo algunas horas pensando la solución mientras pasábamos el mate y comíamos los refuerzos de dulce de leche esperando por los peces.

De todos aquellos problemas el que siempre recuerdo es este:

Un mercader tenía una piedra que pesaba 40 “artales”. Cierta vez esa piedra se cayó y se partió en cuatro pedazos, causando gran contrariedad al mercader. Un calculista, que se hallaba presente, pasó los cuatro pedazos y dijo al mercader: “Es una división conveniente. Con esos cuatro pedazos podrás hacer cualquier pesaje desde 1 hasta 40.”

Se pregunta: ¿Cuánto pesaban los 4 fragmentos de piedra?


En verdad no existió este hombre tan hábil con los números y es un invento del brasileño Julio César de Mello e Souza usando el seudónimo Malba Tahan, el libro por primeara vez se publicó en 1949 y su objetivo era el de difundir la matemática en forma masiva disfrazando la solución de curiosas problemas con historias que parecen extraídas de las mil y una noches mezclados con tradiciones musulmanas.

El libro es recomendable y debe ser tomado como una fantasía, tengan en cuenta el contexto y la época en que fue escrito para no sentirse tocados por alguna apreciación.

Aquí está para el que lo quiera leer...

http://www.librosmaravillosos.com/hombrecalculaba/capitulo01.html

PD. La solución al problema está en el capítulo 32.

lunes, 26 de abril de 2010

Otro problema


Ya que estamos con los problemas y como Leo se quejó que no di tiempo con los anteriores, les dejo esta curiosidad que nos planteo Raúl un compañero de trabajo en redpagos el año pasado.

Si la memoria (que no es muy buena) no me falla era más o menos así:

Supongamos que tenemos dos números iguales, a y b; por lo tanto: b=a

Multipliquemos ambos lados de la igualdad anterior por a:

b . a = a2

Restemos b2 de ambos lados,

b . a b2 = a2 b2


Ahora saquemos factor común:

b . (a b) = (a + b) . (a b)

Si eliminamos el (a b) de ambos lados porque está multiplicando, tenemos,

b = (a + b)

Lo que nos da (porque recordemos que b=a):

b = b+b

Todo esto implica, b = 2b.

Y si eliminamos la b igual que lo hicimos con el (a b) tenemos, 1 = 2.

Esto evidentemente no es una igualdad, ¿Qué pasó acá?


PD. En los comentarios puede aparecer la solución, así que si lo quieren pensar un rato tranquilos: No lean los comentarios!!

jueves, 22 de abril de 2010

Problema


Mi cuñado me mandó este desafío, como no lo había visto antes se los dejo para que se diviertan un rato...

EL POLICÍA ESTABA ESCONDIDO, VIGILANDO LA ENTRADA DE LA GUARIDA DE LOS LADRONES, A LA CUAL SÓLO SE ENTRABA CON UNA CONTRASEÑA.

SE PUSO ESCUCHAR.

LLEGÓ UNO DE LOS LADRONES. DE ADENTRO LE DIJERON “DIECIOCHO”. EL CONTESTÓ “NUEVE” Y LE FRANQUEARON EL PASO.

AL RATO VINO OTRO.

DE ADENTRO LE DIJERON “CATORCE”. EL DELINCUENTE CONTESTÓ “SIETE” Y LO DEJARON ENTRAR.

MÁS TARDE LLEGÓ OTRO.

EL GUARDIÁN DE LA PUERTA LE DIJO “OCHO”. ÉL CONTESTÓ “CUATRO” Y LO DEJARON ENTRAR.

CONFIADO EN QUE YA HABÍA DEDUCIDO LA CONTRASEÑA, EL POLICÍA SE DECIDIÓ A SORPRENDERLOS Y LLAMÓ A LA PUERTA. DE ADENTRO LE DIJERON “DOS”. EL POLICÍA CONTESTÓ “UNO” Y … LO ACRIBILLARON A TIROS.

¿CUÁL DEBERÍA HABER SIDO LA RESPUESTA CORRECTA?


Y como yapa les dejo esta adivinanza, más sencilla pero muy elegante a mi gusto, que estaba en un libro de Stephen King que leí hace poco...

What happens once in a minute, twice in a moment, but never in a thousand years?

Espero que se entretengan un ratito. :)

domingo, 18 de abril de 2010

Uno en 250: Nuestra experiencia con el Asperger


Uno en 250 tiene Asperger (según Tony Attwood, menos según otras fuentes) saquen ustedes las cuentas, ¿cuántos niños van a la escuela de sus hijos? ¿cuántos Asperger conocen diagnosticados? ¿cuántos Asperger estarán ahora cerca de ustedes sin diagnostico ni ayuda? O mucho peor aún, cuantos están con un diagnostico erróneo.

Nuestra experiencia en Uruguay fue “escabrosa” (a falta de mejor termino) hasta llegar a un diagnostico.

Desde chiquito notamos que era diferente, que combinaba una capacidad intelectual inusual con una incapacidad para entender las situaciones más simples que generaba una mezcla de sensaciones muy difícil de explicar.

Los gritos descargando energía contenida, la emoción que le imposibilitaba controlar el llanto al cantar algo tan sencillo como el feliz cumpleaños, movimientos repetitivos mal diagnosticados por los médicos como tics, el auto aprendizaje de la lectura y una memoria prodigiosa.

Recuerdo que lo primero que se memorizó fueron todos los logos de los canales en la revista del cable, para ese entonces ni hablaba, que digo, si tendría menos de un año, simplemente le decías Fox y te señalaba el logo, le decías Warner y te señalaba el otro y así con todos y cada uno de ellos, luego los desafíos fueron en aumento hasta que llego una etapa en la que lo que más disfrutaba era memorizar las propagandas en las páginas amarillas y se conocía todos las marcas y los negocios que salían publicados.

Eso era bárbaro para entretener a la familia, pero después venían las otras, jugando con amiguitos que lo maltrataban y lo dejaban solo a un lado y el totalmente incapaz de integrase a una actividad de juegos en la forma esperada. Como todos saben bien, los niños son niños y no entienden de etiqueta como los adultos, si no les caes en gracia te lo hacen saber y son absolutamente francos y con Mateo eran realmente crudos en algunas ocasiones.

Todo esto, que era muy diferente, nos tuvo como locos y para peor los pediatras ignoraron nuestras preocupaciones y nos hablaron de hiperactividad y otras yerbas y que llegada la hora esos temas serian diagnosticados y encarados, pero en el mejor de los casos teníamos que esperar que tuviera 5 años más o menos para eso. Es así que pasaba el tiempo y era muy difícil para nosotros entender lo que pasa por esa cabecita, los juegos y la interacción con los otros niños era lamentable y la forma en que algunos lo trataban nos partía el alma ya le sumábamos el hecho de nosotros sabíamos que él quería participar e integrarse, solo que no sabía cómo.

Esa fue nuestra primera experiencia y estábamos perdidos, pero a diferencia de lo que se piensa comúnmente, que a el Asperger no le importa si lo integran o no, nosotros sabemos que si les importa y mucho, solamente que no saben cómo poner una cara de triste para mostrárnoslo, no es hasta que uno escarba y escarba que llega realmente a que se abran y le permitan a uno saber que se esconde detrás de esa carita que no refleja nada.

Como llegamos al diagnostico, bueno, gracias a la insistencia de una gran maestra que tuvo Mateo, pero no fue la primera y este es el cuento…

La primer maestra, una veterana al borde de la jubilación y referente del personal docente del colegio, me cito un día para hablar de Mateo (que tenia 3 años) y me explico que el problema era yo, que el niño tenía que pasar más tiempo con el padre (que trabajaba mucho) y teníamos que salir a jugar y gastar energía juntos. Que les puedo decir, si hubiese sido un tipo con otra personalidad me podría haber devastado con su discurso; reconozco sin embargo que me hizo sentir mal y culpable por un momento, pero pensando con cabecita fría en todo lo que me había dicho entendí que yo le estaba dedicando al máximo a mi familia y que las cosas no eran como ella las había pintado. Pero, siempre algo de mella se hace, cuando la gente te habla con esta autoridad y propiedad, el cerebro a veces se tranca un poco y parece que todo lo que dicen es una verdad absoluta, esa fue la primera vez que me quisieron “enseñar” como era mi hijo y no fue la última, pero si fue la última vez que me dejé enredar por un buen discurso y la autoridad del orador.

Luego nos llamó la psicomotricista por la preocupación que tenia por el atraso de Mateo frente a sus compañeros y nos habló de tratamiento privados para su retraso psicomotriz. Las razones esgrimidas entre otras eran celos por la llegada de las hermanitas que podían estar causando sus frustraciones y malas actitudes para sus compañeros.

Se fue así un año difícil, con muchos momentos malos y otros brillantes y la preocupación de saber que podía haber algo “malo” nos tenía mal.

Al siguiente año, todo cambió, y gracias a Dios apareció María Inés, esta maestra que estaba cursando psicopedagogía (o algo parecido) por su cuenta fue una bendición. Nos insistió que presionáramos al pediatra para que analizara en profundidad a Mateo, ella veía algo pero no podía diagnosticar porque en su rol de maestra no correspondía, el pediatra nos ignoro y nos ignoro, ya que ninguna maestra con aires de profesional de la salud podía venir a enseñarle nada al doctor y no cualquier doctor un referente en pediatría y grado 5 como docente de la Universidad.

Tanto ella nos insistió y tanto nosotros insistimos al pediatra que al final (tal vez solo para sacarnos de encima) nos dio pase a una psiquiatra infantil de su absoluta confianza, ella no podía decirnos las causas de la conducta inusual de Mateo y nos dio pasé para una neuropediatra que era lo mejor de lo mejor (otra grado 5 de la facultad).

Fuimos a la consulta y nuestro dialogo fue el más parecido a un monologo que participé en mi vida, no podíamos ni meter un reclame; ella sacaba todas sus conclusiones y nos decía como era nuestro hijo después de haberlo visto por 15 minutos con un aire de suficiencia insoportable, las noticias no eran buenas según ella, pero por suerte con unas pastillitas que le podíamos dar en un mes lo teníamos bien tranquilito y normalito. Como ya les comenté con la maestra, esta vez no me la creí ni un minuto, esta mujer no estaba hablando de mi hijo y entonces a pesar de haberme agarrado una calentura de novela, procedí a darle mil gracias y nos despedimos con una sonrisa porque ya teníamos una “respuesta” a nuestras inquietudes… nunca más pisamos su consultorio.

Entonces estábamos en las mismas, fue así que decidimos pedir la guía de la prima de Gabriela que por su línea de trabajo tenía varios contactos sobre estos temas y ella nos recomendó un lugar para que le hicieran un diagnostico a fondo por un equipo multidisciplinario; por supuesto que para obtener eso en Uruguay hay que pagar bastante y gracias a Dios nosotros estábamos en condiciones de hacerlo, pero hay mucha gente para la cual avanzar como lo hicimos nosotros hubiese sido imposible llegados a este punto.

La maestra hizo un seguimiento de todos nuestros avances y cuando le dijimos que nos habían recomendado esa clínica ella se puso muy contenta porque era donde ella había estudiado y tenía plena confianza que ahí nos iban a ayudar en forma adecuada. Cabe resaltar que en todos los diálogos que tuvimos con ella NUNCA nos mencionó el Asperger y fuimos al consultorio especializado con la cabecita limpia y abiertos a que nos ayudaran.

En la clínica después de varias citas de Mateo nos hicieron una devolución de lo que habían recabado e inferido y nos hablaron de las características que podía presentar Mateo y adivinen que, le pegaron en un 80% como mínimo, ahora sí que estaban hablando de nuestro hijo, ¡por fin estábamos en el buen camino!

Fue ahí que nos enteramos lo que estaba pasando, aprendimos que estábamos haciendo instintivamente muchas cosas bien para ayudarlo y también por ignorancia estábamos haciendo algunas cosas mal que eran contraproducentes.

Corregimos nuestra actitud como padres para ayudar al máximo a Mateo (aunque todavía nos queda mucho por aprender) y reforzamos todo lo que estábamos haciendo bien.

Teníamos poco tiempo por el viaje a Australia pero lo aprovechamos al máximo, nunca voy a olvidar el principal consejo que nos dieron, ‘No digas nada’, no digas que tiene Asperger porque la gente no sabe lo que es y lo van a etiquetar y lo van a aislar por si contagia; deja mejor que la gente lo tome por pedante, hiperactivo, pesado, tonto, etc. Todas figuras que cierran en las mentes de todo el mundo y tras bambalinas ayúdenlo a corregirse y adaptarse.

Nos felicitaron por nuestra insistencia, los padres en general niegan lo malo y solo tienen ojos para lo bueno generando problemas gravísimos, otros van a la pastilla directamente para que sea normal (y medio zombi de paso) y otros nunca se enteran porque casi no ven a los hijos, ni potencian lo bueno, ni se enteran de lo malo.

Cuando les dijimos que veníamos a Australia nos dijeron que era excelente porque Australia es uno de los países que está más preparado y alerta frente al Asperger y el fenómeno del autismo.

Y era verdad, la pucha que era verdad, Mateo va a un colegio privado acá pero de los baratos sin ningún super lujo, solo para que tenga la religión como tema curricular y por ejemplo hace unas semanas tuvieron 2 días sin clase porque todo el personal docente se fue a capacitar en Asperger y autismo. Las maestras están siempre al pendiente de cómo se relaciona con los compañeros en los recreos y en salón de clase y nos tienen al tanto de las estrategias que están siguiendo.

Y si la escuela no es suficiente, hay centros de ataque temprano que los ayudan con sus debilidades desde el minuto cero para llevarlas a la mínima expresión, si necesitan mejorar la motricidad en tareas manuales, la inserción social, la dicción, la escritura, etc. Tienen especialistas para cada tema. El gobierno ayuda mucho y si hay que usar estos centros ayuda a los padres con las cuentas para que no le falte esta ayuda a ningún niño.

Y por último, la gran diferencia es: nada de andar escondiendo, hay que avisar para que te puedan ayudar, Mateo no es ni mejor ni peor, tiene fortalezas y debilidades y probablemente nunca haya que ayudarlo a resolver integrales o derivadas, pero si habrá que ayudarlo a interpretar una ironía, captar un doble sentido, o escucharse si está siendo ofensivo o pedante o a reírse de un chiste para que se pueda integrar a la sociedad si es que es su deseo. Hoy ya no están presentes los gritos, las emociones descontroladas, los movimientos repetitivos, pero queda muchísimo por hacer y en esa estamos y seguiremos por unos cuantos años más.

domingo, 11 de abril de 2010

Paseos, recreación y Pascuas

Terminan dos semanitas de vacaciones para los niños, nosotros en el trabajo tuvimos solo el viernes santo y el lunes de pascua (nombre oficial del feriado).

Aprovechamos para conocer el Cardinia Reservoir Park; es un parque alrededor de una de las reservas de agua de la cuidad y lo más destacado es que al amanecer o al anochecer los canguros bajan de las colinas a alimentarse y uno los puede observar de al lado, pero con mucho cuidado porque son salvajes (las fotos de los canguros se las debemos, estaba muy oscuro para nuestra camarita y no salieron bien).





El parque tiene hermosas vistas y toda la infraestructura pronta para hacer la bbq o tener un picnic al aire libre, los niños jugaron todo el día y quedaron exhaustos.





También fuimos a uno de los parquecitos que tenemos cerquita de casa y que todavía no habíamos estrenado, está muy bien cuidado y vamos a empezar a ir más seguido.





Finalmente fueron nuestras primeras pascuas aquí y también hay varios cambios culturales, ya que si bien no vienen los Reyes Magos a Australia, aparece por estas épocas el Easter Bunny (trabajo que supe realizar de chiquito… ver fotos en post anterior) a dejarle escondidos a los niños que se portaron bien, huevitos de chocolate.

Como verán por las canastitas en la foto, parece que los nuestros se portaron muuuyyyyy bien.



Por último (si ya sé que había dicho finalmente antes, jejeje) un agradecimiento a los amigos Argentinos que nos invitaron a comer una regia paella. Primero corderito, luego un pollito espectacular, luego paella… no podemos esperar a la próxima comilona!!!

jueves, 8 de abril de 2010

La Matera III

El episodio de la matera (Matera y Matera II) nos regaló un último capítulo.

Nos llegó la semana pasada una factura por casi 50 dólares de DHL por gastos de aduana, entonces, en vez de pagar y después protestar, hice como hacen los Australianos y presente una queja a DHL exponiendo estos hechos:

- DHL "perdió" lo de más valor por lejos del envío, mi regalo de cumpleaños
- Solo llegaron un kilo de yerba, una regalito para mi esposa y unas postales
- Lo único que tuvo revisión en la aduana fue la yerba y les dije que en Australia sale 13 dólares y me cobran 50
- Si me hubiesen llamado les hubiese dicho que destruyeran la yerba que no valía la pena pagar el dinero
- No deberían gastar en mi nombre sin ponerme al tanto, ¿y si yo no tenía dinero para pagarles? Ni siquiera sabía que venía un paquete a mi nombre y que yo tendría que pagar algo por él.

Habiendo expuesto todo esto, les solicité que me enviaran la factura de aduana que ellos pagaron para saber qué servicio se brindó por los 50 dólares y que la respuesta fuera solo por escrito para poder exponer el caso ante el ombudsman de la industria postal para que él decida qué es lo que debe suceder.

Si el ombudsman toma el caso, el decide si hay que pagar o no y en forma imparcial e inapelable.

Bueno, hoy recibí como respuesta que ellos han decidido en un gesto de buena fe cancelar la factura que me enviaron.

Sabemos por mi prima que si el ombudsman toma el caso ya hay un costo para la empresa en multas porque su departamento de quejas no pudo satisfacer al usuario y prefieren tranzar a pelear cuando tienen posibilidades reales de perder.

Es así como me salvé de pagar el paquete de yerba más caro de la historia, nada menos que $U 900 y hemos comprobado que las empresas privadas pueden ser bien controladas con oficinas independientes que actúen en forma imparcial.

viernes, 2 de abril de 2010

Un cumpleaños a la australiana


Hace unos días fuimos invitados como familia a nuestro primer cumpleaños 100% australiano (en cuanto a la composición de los presentes) en casa de unas nuevas amistades que estamos elaborando.

La fiesta tiene algunas diferencias con la reunión típica uruguaya y les contamos por si les interesa como nos fue.

Primero, era un té/café con tortas desde las 2 de la tarde hasta las 4 aproximadamente, nada de cenas o almuerzos.

Nosotros fuimos con nuestro regalito, pero cuando llegamos vimos que todo el mundo además del regalito llevaba algo para beber o comer, vino, bocaditos dulces y salados, bandejas de fruta, etc.

Ahí fallamos, si bien en nuestras reuniones la gente que hace más tiempo que está en Australia nos traía algo, no sabíamos que en la reunión australiana todo el mundo lleva algo, era como si fuera un cumpleaños lluvia (según Montevideo) o un asalto (según Paysandú).

La familia puso varias tortas, café, té y bocadillos calientes básicamente, estos bocadillos calientes son los típicos arrolladitos de salchicha y pies de carne (léase, pays de carne).

Fue una gran oportunidad para mezclarnos con diferentes grupos y en diferentes temas y hablar de cosas variadas como diferentes actividades laborales, pesca, deportes, etc. Excelente para ampliar el vocabulario diría yo.

Al momento de las velitas se cantó el cumpleaños feliz típico y luego se hicieron tres “Hip Hip Hooray”, para homenajear a la cumpleañera.

Por último el padre tomó la palabra y nos agradeció a todos por las atenciones y por haber concurrido a modo de pequeño discurso.

Los niños jugaron en diferentes grupos toda la tarde dentro y fuera de la casa sin ninguna actividad especial. Esto quiere decir que faltaron las sorpresitas, la piñata, la música infantil, los animadores, etc.

En cuanto a los grandes faltó un poco más de música, alcohol, o por lo menos más variedad ya que solo había vino y por consiguiente faltaron las cosas que vienen de la mano de un poquito más de bebida espirituosa como más griterío y conversaciones cruzadas, en general fue todo muy organizado y tranquilo.

Pasamos un rato agradable pero diferente y no fue muy parecido a los cumpleaños que organizamos nosotros, que en mi modesta opinión son más divertidos.

PD. Obviamente deben haber variantes (en las tiendas venden piñatas y bolsas para sorpresas) y todo dependerá de la mezcla familiar y la situación económica, pero hasta ahora es lo que hemos visto.