martes, 6 de septiembre de 2011

Los políticos y sus macanas

Una entrega más de este clásico espacio de análisis político del blog. Nos concentraremos en varias noticias Australianas de los últimos días que realmente llaman la atención y que están todas relacionadas con esas entrañables y complejas criaturas a las que cariñosamente llamamos políticos y sus inefables ocurrencias.

Primero y muy destacado el caso de la senadora Mary Jo Fisher, a la representante la pescaron robándose vituallas de un supermercado y marcho presa.

El juicio está en curso y realmente me sorprendió la celeridad con la que marchó al espiedo, ni sacando chapa de Senadora pudo zafar. Probablemente descubran que tienen un tornillo flojo o algo así, pero será en un tribunal que eso se decida. Lo que me gusta sin dudas es la sensación de que todos somos iguales y las cosas se procesan rápido, la tipa esta en el horno y no hay muñeca o fuero que la ampare, eso si que es un cambio a lo que estaba acostumbrado.

Esto fue por el lado de la oposición, pero el oficialismo no la viene sacando gratis tampoco.

El diputado MP Craig Thomson, se mandó una de novela también. Este muchacho pertenece al partido laborista con fuertes nexos con los sindicatos del país.

Thomson era cabeza del sindicato de los servicios de salud y por lo tanto disponía de una tarjeta de crédito otorgada por el mismo. El tipo usaba la tarjeta para contratar prostitutas y se lo cargaba al sindicato. Este está en el horno también y no creo que le encuentren ningún tornillo flojo. Y ahora para colmo de males parece que también sacaba del los fondos del sindicato para su campaña política y no me extrañaría que se siga descubriendo más y más en la medida que la investigación avance.

Pero salgamos un poco de la chiquita y vayamos a las macanas grandes.

La última del gobierno estadual me tiene confuso, teníamos un gobierno Laborista que se decidió a cambiar un sistema de ticket de transporte que funcionaba perfectamente bien por un sistema de tarjeta inteligente que fue un fracaso tremendo como proyecto, estimado en 500 millones ya lleva 1.3 billones y todavía no funciona.

Cambia el gobierno y ahora están los Liberales, por supuesto ganaron hablando pestes de este sistema y de lo que habían tirado de plata. Yo pensaba que lo iban a sacar, pero no, no lo sacan porque dicen que es muy caro hacerlo y están reviendo los costos para abaratarlo. La nueva idea es eliminar los boletos eventuales para viajeros que no usan el sistema habitualmente. No solo eso, sino que ya hay como 15 millones en tarjetas temporales prontas que van a tirar y no sé cuantas máquinas expendedoras que iban a instalar en los trams que van a tratar de adaptar para otras cosas.

¿Esa es la solución? Convertir a Melbourne en la única cuidad en el mundo donde no se puede comprar un boleto casual para el transporte público; viajeros del interior, turistas y similares deberán comprar una tarjeta electrónica valor $10 y cargarla con otro tanto para andar por la cuidad, ¡por un solo día!.

Increíble, no puedo entender como razonan estos tipos. ¿Con la plata que gastaron se van a quedar con un sistema que no permite viajes eventuales? ¿No se dan cuenta que solo van a aumentar el gran problema que ya tienen hoy con la evasión de tarifas en el transporte público?

La respuesta es obvia, esta gente se sube al transporte público solo en campaña electoral y no tienen idea de nada. Un desastre.

Y la frutilla de la torta para el final, la última gran metida de pata del gobierno federal y como no podía ser de otra forma el drama es con los botes de refugiados otra vez; como algunos ya saben acá hay un gran problema con la gente que viene en botes, la última idea del gobierno fue hacer un acuerdo con Malasia para mandar a los próximos 800 que lleguen expresos a Malasia en vez de recibirlos en Australia con el fin de desincentivar el tráfico de personas. Como contrapartida se recibirían 4000 refugiados desde Malasia que llegaron allí escapando de situaciones tremendas en los países vecinos.

Se imaginaran que ese saldo negativo de 3200 ya de por si no causó mucha simpatía, pero el gobierno insistió en la necesidad del acuerdo para generar un golpe a los contrabandistas de personas, aunque en la corta se tuviesen que recibir 3200 personas que no estaban en los planes de nadie.

Bueno, con lo que no contaban era que la corte iba a decretar ilegal el traslado de refugiados a Malasia y por lo tanto el gobierno se vio imposibilitado de enviar a los 800, pero como con Malasia está todo arreglado igual Australia tiene que recibir a los 4000. No solo se ganaron 4000 refugiados más, sino que ahora los contrabandistas de personas tienen bandera verde para seguir vendiendo sus servicios ya que Australia te recibe o te recibe. Hasta deben estar cobrando más ahora que tienen esas garantías!!!

Como si fuera poco, luego de este papelón, la primer ministra sale a darle palo a los jueces por la decisión lo que la deja todavía peor parada ante la opinión pública.

No sé cuánto le queda, pero si tengo que apostar en menos de un año la están cambiando.

Ampliaremos sobre estos temas en el futuro (o tal vez no).

6 comentarios:

Andrés Navarro Lopez dijo...

Increible la celeridad de la justicia. Aca, un exvicepresidente multiplico su patrimonio 1800 veces y el senado(la inmensa mayoria de los integrantes) votaron en contra del desafuero. Una pinturita.

Acosta dijo...

animalito!!!

Nin tengo idea de quien hablás. :)

nicopalavecino dijo...

Lo del transporte público también está pasando aca en Bahía Blanca. Para poder subirte a un colectivo tenes que comprar y cargar una tarjeta que sólo sirve en esta ciudad. Antes había un sistema de tarjetas descartable que venían con diferente cantidad de pasajes (2, 4, 10, etc.) la verdad no se por que las sacaron :(
Lo del sindicalista que pagó con tarjeta de crédito es genial!! Yo lo escuché la semana pasada. Lo que me sorprende es que en Australia se puedan pagar esos "servicios" con tarjeta. Yo me pregunto ¿por dónde habrá pasado la tarjeta la señorita? :)
Saludos, Nico

Acosta dijo...

Es un disparate eso. Porque no hacen como en Tasmania que todo el mundo usa la tarjeta pero si alguien va temporalmente puede comprar el viejo y querido boletito de papel. No parece tan complicado, ¿verdad?

Hoy salió en el diario que por ahí zafa por un tecnicismo. Que lo pario.
Sobre lo último no voy a teorizar para no comprometerme. :)

nicopalavecino dijo...

seguramente es todo un negocio entre los de las empresas de transporte, las tarjetas y los políticos que toman las deciciones. Como en muchos ámbitos, hacer las cosas bien no es más difícil pero se necesita voluntad por parte de todos. Sino leete esto http://www.infobae.com/notas/604017-Insolito-no-recargan-la-tarjeta-SUBE-porque-dicen-que-les-provoca-tendinitis.html tambien relacionado al transporte público, pero esta vez en Bs As

Acosta dijo...

jajjaaj, parece un chiste!!

Y si tenes razón, algo puede haber. No se te pasan las cuentas 700 millones así porque si.

Hay otro caso que estoy siguiendo acá de unas licitaciones en el gobierno de Victoria que iban todas a dedo a una misma empresa y el disparate de plata que gastan en consultores teniendo personal propio.

Luego pondré algo de eso también.

Saludos.