jueves, 13 de octubre de 2011

REM


Hace unos días se separó mi banda favorita, no hice un post antes porque la verdad estaba bastante ofendido, después de toda la plata que gasté en ellos comprando discos y DVD por lo menos me deberían haber pedido permiso o haber arreglado para tocar algo en mi próximo cumpleaños como mínimo. Pero bueno, es así, cría cuervos y te sacaran los ojos.

Me encanta la música y hay muchas bandas y solistas que admiro pero la música de estos tipos la podría definir como la banda sonora de mi vida.

El primer tema de ellos lo grabe a fines de los ochenta, nunca supe ni el nombre de la canción ni el grupo, solo sabía que me gustaba, estaba en mi casete favorito, grabado de la radio en un viejo grabador y sonaba en el walkman seguido. Lo gasté.

En la radio no llegó a entrar en el top 10, era de las que peleaba por entrar y desapareció rápido, raro para la época el tema llegó rápido a Uruguay pero no duró nada igual.

Luego conocí una canción más vieja de ellos, The One I Love (1987), que tuvo mucho éxito y que llegó años después a las radios Uruguayas, obviamente no sabía cual era el grupo pero la canción me pareció genial, sería también finales de los ´80 y el mundo no era tan globalizado.

Luego en 5to de liceo un compañero me prestó el casete the Out of Time, gran álbum, en cuanto pude compré el CD y recuerdo que vi los grammys de ese año de punta a punta hinchando por ellos como si fuera un partido de fútbol y saltando con cada premio. Pensé que los había descubierto ahí, pero estaba equivocado y ese disco me acompaño por años y hoy todavía de tanto en tanto lo escucho y me encanta como la primera vez.

En cuanto salió me compré Automatic for the People, otro terrible disco y ya estaba totalmente entregado a la banda.

Luego en un viaje a Buenos Aires compré una recopilación que era una joya, una selección memorable de temas antes de que cambiaran de sello musical desde sus comienzos hasta finales de los 80. Cabe mencionar que en la vuelta de ese viaje a Buenos Aires en el año 1994 conocí a una sanducera muy bonita en el barco y que tiempo después se convirtió en mi novia.

Esa misma novia me regaló Monster, mi álbum favorito sin dudas y luego compartió mucha música de ellos conmigo en los 17 años que llevamos juntos.

De ahí en más se inicio una cacería que me llevó a comprar todos los discos de la banda, nuevos y viejos.

Fue en esta cacería que me tope con el disco Green, que resultó tener el tema Stand que era aquella canción que me había atrapado años atrás y como en la película Ratatouille, me transporte a aquellos años y recordé aquella vieja canción sin poder creer que fuera de ellos. Fue un momento glorioso.

Luego los discos posteriores tuvieron de todo, canciones que me gustaban mas o menos pero en todos había alguna inolvidable.

Como ven tengo grandes recuerdos asociados a esta banda y realmente me entró un cacho de bajón cuando me enteré que se había terminado.

Nada es para siempre. Pero deberían haberme llamado igual.

3 comentarios:

Roberto Clavell dijo...

Muy bueno el post, a mi me pasa lo mismo con REM. Pensé en hacer un post en mi blog, pero sabía que lo ibas a hacer vos...
Recuerdo también grabar esa canción que me encantaba en un cassete, esperando que la pasaran en la radio. Me hubiese gustado verlos cantar en vivo, ya es muy tarde, talves no.

El Pelado dijo...

Primero.... Los Chalchaleros volvieron a juntarse como 25 veces... no pierdan las esperanzas!!!
Segundo... no eran todos pirateados los cd que tenias de REM? (je,je, es bromita)
Tercero... me paso lo mismo con el primer tema que escuhaste de REM, lo grabe de una radio, no se si era "El dorado FM, 100.3" o en "FM Del Sol", y me acompaño pila de veces junto a Honky Tonk Woman y otros mas "descubiertos por mi" en esos años mozos!

Acosta dijo...

Yo tuve la suerte de ver a Cat Stevens en vivo luego de un retiro que parecía definitivo. No pierdo las esperanzas.

Mientras tanto miro de vez en cuando el DVD de Perfect Square y me hago la película. :)