domingo, 30 de enero de 2011

De carambola 2

Hace tiempo les contamos de un encuentro con un compatriota que fue de carambola.

Hace poco con la visita de mis padres fuimos al Cardinia Reservoir Park que es un paseo obligado para ver a los canguros libres, un día en que las cosas se daban raras y que por todo se hacia tarde. Primero mientras decidíamos que hacer y a donde ir y luego porque gire mal y me fui a otro lado con lo que llegamos justo para disfrutar de los canguros en la tarde/noche.

El parque cierra a las 21 y como llegamos bien tarde solo nos concentramos en los canguros y no pudimos ver mucho más, a eso de las 20:45 decidimos subir al mirador en la cima del parque para ver la reserva de agua antes de irnos.

El parque se estaba quedando vacío y solo había una camioneta y alguna gente sacando fotos (la camioneta de igual marca y modelo que la nuestra, dicho sea de paso).

Bajamos de los autos a sacar unas fotitos rápidas como siempre con termo y mate bajo del brazo y sentimos que la gente de la otra camioneta comenta algo como 'viste, te dije que teníamos que traer el mate', ahí nomas nos arrimamos y como ya habrán adivinado conocimos a una pareja joven; ella uruguaya, el australiano hijo de uruguayos con dos hijos y el hermano de ella que está de visita.

¿Cuales son las probabilidades de encontrar uruguayos de esa forma? Ya que ellos también subieron por unas fotos antes de regresar a su casa (que casualmente queda a 5 minutos de donde vivimos ahora).

Como estábamos todos de salida intercambiamos teléfonos y quedamos de encontrarnos; ahora ya nos hemos juntado y la verdad que es gente muy bien.

Bueno otra vez tenemos el gusto de cruzarnos con compatriotas en las condiciones más increíbles y otra vez fue el viejo y querido mate lo que propició la conexión.

viernes, 28 de enero de 2011

Immigration nation

Un gran documental en tres partes de SBS que vale la pena ver, para reflexionar y discutir.

Cuenta la historia de como este país pasó en unas pocas décadas de ser uno de los más homogéneos y excluyentes en materia de razas y culturas, a ser uno de los más heterogéneos del mundo.

La controversial política para la Australia blanca que sobrevivió más de 70 años y la evolución que todavía esta ocurriendo en el país hacia la total aceptación de la diversidad.

Este es el link oficial para verlo immigration nation (no sé si con IPs no australianas funciona, espero que si).

También en la página pueden encontrar el audio de los episodios en diferentes idiomas.

Y este es uno de los adelantos...

martes, 25 de enero de 2011

Tercer clásico de Melbourne

Nos fuimos con la.banda+ al clásico de la cuidad, era el tercero y los otros habían estado emocionantes así que esta vez no nos lo perdimos, fuimos nueve incluyendo a los tres nenes y como ya saben la.banda es Melbourne Heart friendly así que fuimos a brindar nuestro apoyo incondicional a la nueva institución de la cuidad.

Ambiente 100% tranquilo y era un clásico de visitantes, unas 35.000 personas con cero estrés y ganas de divertirse que pensé que serian muchísimas menos con el tiempo lindo y el abierto de Australia en pleno rodaje; en el tren ya había gente de los dos cuadros rumbo al estadio y no pasaba nada y en la tribuna estábamos rodeados por hinchas del Victory con los que estaba todo bien, simplemente disfrutamos de una fiesta en familia y pasamos bomba.

El estadio se parte, techadito, limpito, baños impecables, un lujito para ir con toda la barra; la gente le dio muchísimo color al partido, las hinchadas cantando permanentemente y alentando sin parar.

El encuentro fue muy potable y hasta emocionante al final, mucho más de lo que esperaba y como frutilla de la torta unos goles muy lindos y una tarjeta roja que valieron la entrada.

Les dejo el resumen...



Victory desde la hinchada...





Heart desde la hinchada...



domingo, 16 de enero de 2011

El gen australiano 3


Estamos circulando por una zona comercial con Gabriela en la camioneta y paramos para que una señora cruce la cebra, cuando cruzamos Gaby nota un monedero tirado donde estaba la señora parada y me avisa, yo entonces busco un lugar para parar en la dirección en la que había visto que se dirigía la señora ya que el trafico no permitía volver por el monedero, veo si que una camioneta que venia atrás para y que baja alguien a recogerlo, yo sigo tranquilo y encuentro a la señora y le pregunto si perdió algo y me dice que si, que estaba buscando su monedero, entonces le digo que se le cayó en la cebra y que alguien lo había levantado, que fuera a preguntar en el negocio en frente al cruce peatonal por si la habían llevado ahí, en eso diviso la camioneta que había parado a buscar la billetera que esta estacionando cerca y me acerco a preguntar si tenían la billetera y la señora que manejaba me dijo que el hijo la había llevado efectivamente a atención al cliente del negocio y que ella iba a entrar ahora; es así que presenté a las señoras y estas se fueron juntas charlando a buscar los documentos y el dinero.

Gente honesta hay en todos lados y de la otra también, pero o yo he tenido mucha suerte o el porcentaje de gente honesta en este país es altísimo.

PD. ¿Recuerdan estas anécdotas?

http://acosta-fernandez.blogspot.com/2010/01/megapost-203-dias-de-haber-llegado.html#SocSeg

http://acosta-fernandez.blogspot.com/2009/10/que-honestidad.html

viernes, 14 de enero de 2011

Como es mi trabajo

Si bien soy empleado permanente, nuestra empresa vende nuestros servicios a diferentes clientes, es así que compartimos el lugar de trabajo con empleados permanentes del cliente y otra gente contratada a otras empresas como la nuestra.

Esto genera un ambiente muy especial, ya que si bien se trata de tener una buena relación con todo el mundo se juega de fondo un partido de ajedrez con el objetivo de ser el proveedor preferido del cliente en nuestra área, o sea, te podes ir a tomar una cerveza con todo el mundo pero nadie ahí adentro es "amigo" tuyo (salvo la gente de tu empresa obviamente) y eso hay que tenerlo bien presente, en cada comentario y en cada suceso; por el lado del cliente, si hay problemas los primeros a los que se apunta es a los contratados y no al personal permanente, los gerentes vienen derechito a uno en busca de respuestas ya que en caso de errores pueden disparar clausulas en los contratos para tener dominado el presupuesto, cosa que me parece muy natural y sensata, entonces somos nosotros los que tenemos que estar al tanto de todo lo que ocurre como para poder darles una explicación clara de lo que puede haber sucedido (para aclarar o deslindar según corresponda), a esto hay que sumarle la competencia que juega algunas veces fuerte para tratar de hacer destacar el trabajo que hacen sobre el que hace uno y esos "juegos" en ocasiones no son muy amistosos que digamos.

Detrás de toda esta realidad está la realización del producto en si misma, todos trabajando en nuestros proyectos y cuidando que nuestro trabajo no sea estropeado por nada, sobre todo por algún error tonto durante la implementación del cambio o porque nuestro trabajo fue afectado por el trabajo de otro proyecto que corría en paralelo sobre los mismos sistemas del cliente, es así que en una primera instancia trabajamos todos sobre una versión de desarrollo del sistema, aunque en la real realidad, pueden existir casos en los que por la complejidad de la empresa los ambientes de desarrollo sean muchos y se agrupen los sistemas según cuan afines estos sean, pero no viene al caso complicarla.

Todos damos nuestros cambios y los documentos de implementación a los empleados de la compañía para que realicen las instalaciones (es raro, pero nos pueden pedir que instalemos nosotros eventualmente).

Los documentos entregados se realizan siguiendo estándares y formatos del cliente y si este no cuenta con templates adecuados utilizamos los de nuestra empresa y proponemos nuestros procedimientos de instalación para asegurar que nuestro producto llegue a producción sin problemas.

Durante el proceso de desarrollo, cada cambio realizado y cada documento escrito pasa por una QA review de nuestra empresa para asegurar que se minimicen los errores, es fundamental para la empresa que todo cambio tenga un testeo doble para no perder imagen con el cliente en un medio tan competitivo.

El primer testeo por parte del cliente no es al sistema desarrollado o modificado, sino que es al proceso de implementación del mismo, en caso de encontrar errores vuelven a nosotros para que hagamos los ajustes necesarios y se vuelve a probar la instalación.

Aquí pueden haber problemas con los otros equipos de trabajo cuando se integran todos los planes de implementación y estas instancias sirven bien para afinar todos los procedimientos antes de llegar a producción.

La primer instalación para los usuarios es en un ambiente de TEST y tienen en general una semana para ir por el documento de requerimientos desarrollados dando su visto bueno y/o solicitando modificaciones.

En este ambiente el sistema está un poco aislado y no están en ejecución componentes que interactúan con otros sistemas externos, es entonces necesaria otra etapa antes de llegar con el cambio a producción.

La siguiente instalación es en PRE PROD, donde hay varios sistemas corriendo similares a los de producción y se replican los datos periódicamente para que la información se parezca lo más posible al ambiente final.

Por último cuando hay un visto bueno en este ambiente en cuanto a la relación con otros sistemas y hay una ventana de tiempo disponible, los cambios pasan a PROD donde quedan liberados definitivamente.

Si todo salió bien, el cliente no encontrará errores con los sistemas, no habrán reclamos ni re-trabajos y tenemos grandes posibilidades que nos contraten otra vez (y gustosos) para otro proyecto.

viernes, 7 de enero de 2011

Pequeñas anécdotas futboleras


Hoy vaya uno a saber porque me pasé un buen rato recordando mis humildes anécdotas futboleras, me sorprendió gratamente darme cuenta que tengo decenas de historias que bien podrían tener un lugarcito en este blog.

Todo se lo debo obviamente a que pasé mi infancia y mi adolescencia jugando al futbol en los más variados ámbitos y todo el tiempo del que pude disponer, en la calle, en el futbol infantil, con los colegios, en el campito, en la playa, en cancha de nueve, en cancha de 12, en la calle, el picado, al cordoncito, un cabeza, un richar, a marcar y patear al arco, etc, etc, etc.

De todas estas horas sembrando detrás de la pelota he cosechado las más variadas anécdotas de las que a modo de ayuda memoria para el futuro, les dejo solo algunos titulares:

- La justicia según el Chamaco
- El centro y el que cabecea, las encrucijadas del técnico
- Los goles de taco “del Petelo”, el maestro de la baboseada
- La potencia “del Mandril”, un crack que no llegó
- El mejor gol, cuanto de azar y cuanto de técnica, inolvidable momento
- El primer gol, puro azar y nada de técnica, por algo se empieza
- Precisión quirúrgica contra el IAVA, esta vez sí que no hubo azar
- El mejor quite, nos habrán goleado pero te quedaste re-calentito
- Los penales del crepúsculo y el partido eterno
- La patada asesina “del Pino” y un extraño en la cuidad
- El día que mandé “al Bonilla” de un cabezazo al CTI (y unos días al sanatorio de yapa)
- El boleo “al Pepe” y la farándula de Marcos Salcedo
- El día que patié la maseta
- El desgarro innecesario
- El último “jóvenes contra viejos”
- La justicia del fútbol y el juez desterrado

Sobre esta última historia voy a contar hoy, un día muy frio de invierno según recuerdo, yo jugaba para el “Flor de Maroñas” en futbol infantil el penúltimo partido del año de mi último año en el Baby futbol de visitante contra el “Estrella Roja”, cancha de tierra con mucha piedra, o sea, condiciones ideales para la práctica del deporte; ellos primeros y ganando un punto eran campeones adelantados, nosotros mitad de tabla como siempre y también como casi siempre no juntábamos los 9 jugadores necesarios y teníamos que empezar el primer tiempo con 7 para luego en el segundo (amparados en el reglamento que nos permitía usar dos jugadores más chicos) complementar nuestro menguado equipo y pararnos 9 contra 9. Se podrán imaginar el ambiente de fiesta, mesas llenas de tortas cocinadas por las madres, varios puestos de venta de tortas fritas trabajando a todo vapor y canilla libre de jugolín y agua Fanta para los futuros campeones, en fin, un ambiente de fiesta total.

El partido comienza como era de suponerse con un dominio neto del equipo rival, un baile memorable, jugaban mejor y eran dos más, una papita para el loro.

Entre los cinco y los diez primeros minutos nos meten un golazo, yo estaba jugando de defensa cubriendo los agujeros que teníamos en el equipo; unos pocos minutos después del primer tanto otro pase en profundidad y se me escapó de la marca el 9, era rápido el botija; se encaminó desde la mitad de la cancha a un mano a mano con nuestro golero, yo lo seguía de atrás como para anotarle la matrícula cuando escucho en el tumulto las voces que gritan con desesperación ‘¡Páralo que nos clava!’. Ahí mismo actué 100% por instinto y obedeciendo el voto que el alma pronuncia procedí a pegarle de atrás y en forma totalmente artera y descalificante una flor de patada al gurí que lo desparramó cual bolsa de papas en esa cancha de tierra y en ese día frío que de solo recordarlo me hace doler todo el cuerpo, no sé, pero debe seguir rodando por el suelo duro todavía.

En fin, ‘ROJA!’, se escuchó por todos los rincones, yo miraba al juez corriendo hacia mi buscando la tarjeta y ya me había resignado a mi destino cuando para sorpresa de todos (grata para nuestro equipo y amarga para los rivales) saca una enérgica amarilla y la acompaña con un, ‘una más y te vas’; ‘Fua, milagro’ pensé yo y me aleje con un ‘Si señor, si señor’ a pedir disculpas y a interiorizarme sobre el estado de mi víctima que todavía seguía revolcándose; parece que el jugar con dos menos e ir perdiendo nos había dado un poco de crédito después de todo.

Creo que esa patadita tuvo cierto peso emocional en el adversario ya que extrañamente el ataque dejo de ser lo que era y nos retiramos al descanso con un digno 0 a 1 que igual dejaba a todos más o menos contentos y a los rivales bien calentitos con el juez que se pasó de bueno con nosotros.

En el segundo tiempo vuelvo a mi posición de puntero y tengo que prometer que no voy a pegar una sola patada más, ni una técnica chiquita, porque era patente que la había sacado baratísima y la hinchada estaba apretando al juez.

Quiso el destino que esa segunda parte fuera muy parejita, ya 9 contra 9 y con el rival jugando un poco confiado, no nos inquietaron mayormente en el ataque.

Tuve la gran fortuna de meter los dos goles con los que ganamos 2 a 1 sobre el final y gracias por sobre todas las cosas al amigo juez, que se apiadó erróneamente de mi y no me echó como correspondía en el primer tiempo, es que conseguimos ese memorable pequeño (e inútil en el largo plazo) triunfo.

Como siguió la historia, nosotros terminamos el campeonato sin pena ni gloria (como siempre), el otro equipo se coronó campeón en la siguiente fecha y al juez cuentan que lo vieron viviendo en la frontera con Brasil ya que tuvo que abandonar el campo de juego a las corridas porque lo querían matar, hoy tiene cedula brasileña y compra barato en los Freeshops del lado Uruguayo del Chuy. :)

Esa es sin dudas la anécdota que recuerdo con más cariño y que muestra a las claras que en el fútbol la justicia es una cosa muy extraña, luego si me dan las ganas contaré más.

Salú