sábado, 24 de noviembre de 2012

Visa “golden ticket”

No, no voy a hablar del libro “Charlie and the Chocolate Factory” de Roald Dahl, voy a hablar de algo que se podría describir mejor con la frase "All animals are equal, but some animals are more equal than others" del libro “Animal Farm” de George Orwell.

Me molesta algunas de las visas y concesiones (que incluyen casa y buenos sueldos sin necesidad de trabajar)  que se entregan en Australia a gente que se salta el proceso, hasta ahora hablábamos de gente que pagaba mucha plata para colarse escondida entre los verdaderos refugiados que buscan asilo en el país. Esto ha generado una industria millonaria donde se ha abusado hasta niveles inconcebibles de la generosidad de esta sociedad.

Mucho se está tratando de hacer ahora para separar a los verdaderos refugiados de los colados sabandijas; pero está probando ser una tarea titánica para este gobierno.

Porque lo que me molesta, no es que se ayude a los refugiados, lo que me molesta es que usen esos agujeros para entrar gente que tiene dinero y se salta todas las etapas por las que tuvimos que pasar todos los que entramos por derecha, por esos filtros que han dejado sin el sueño australiano a muchas familias que intentaron hacer las cosas bien. Todo esto es una injusticia a todas luces.

Bueno, ahora, lo que leo me parece aún más terrible. 700 visas permanentes por año con un único requisito, invertir 5 millones en Australia. Sin IELTS para ver el nivel de inglés, sin límite de edad, nada de nada.

Hay quien argumenta que es bueno para los negocios y que en el siglo asiático va a permitir a estos magnates moverse libremente y cuidar sus negocios a nivel global y que en definitiva va a redundar en un gran beneficio para Australia; para completarla, ¡el fin justifica los medios!

A mí por lo menos no me va. Todos a cumplir con las reglas tengas o no tengas, si están en condiciones de aplicar por derecha, entonces corre la simple justicia Aristotélica, tratar a los iguales igual y a los desiguales desigual. Pero que la igualdad o la desigualdad vengan dadas por condiciones humanas, como vivir en situación de guerra o de hambre y no por el simple hecho de tener 5 millones de dólares más en el banco.

Illustration: Ron Tandberg. 

2 comentarios:

Alejandro Rinaldi dijo...

lo que faltan son financistas, porque .... sobran

Acosta dijo...

tal cual