miércoles, 12 de diciembre de 2012

Diseñando el futuro

Hace unas semanas volvimos a la mesa de diseño con Gaby a ver cuál era el plan para los próximos 10 o 15 años. Ya hemos alcanzado los objetivos que nos pusimos 5 años atrás y es la hora de planear el futuro otra vez.

La mesa contenía las herramientas fundamentales que nos han acompañado en todas las grandes decisiones, mate y algo para picotear, como cuando decidimos casarnos o venirnos para Australia.

Algunos posts atrás había comentado que existía una chance de trabajo en Perth, la empresa se demoró en hacer una oferta concreta y decidimos descartar todo eso y focalizarnos en Melbourne.

Como siempre empezamos por definir nuestros objetivos para esta nueva etapa, para luego elaborar una lista con nuestras condiciones en cuanto a cómo queremos vivir para alcanzar estos objetivos, poner estos límites y los “must” es fundamental ya que la estrategia se va diseñando sola.

Primero lo primero, la motivación. El principal motivo para empezar a planear nuevamente es que no estábamos conformes con las opciones educativas en la zona donde vivimos, por diferentes motivos, no solo académicos, ya que hay algunas excelentes instituciones cerca. La cosa es más profunda y los factores culturales pesan lo suyo.

Entonces, buscábamos una escuela que nos convenciera, con buen nivel en las pruebas nacionales que permitiera el pasaje regional a liceos que nos gustaron mucho y que tienen excelente nivel de resultados, con un pasaje de estudiantes con un porcentaje superior al 95% a las Universidades de Victoria.

Si nos quedábamos acá, como nos recomendaban muchos y solo nos jugábamos a las excelentes calificaciones de Mateo para anotarlo en un liceo que queríamos, estábamos tomando un riesgo para nosotros inaceptable. Vamos a asegurarnos el pasaje regional y si luego las notas acompañan y se puede conseguir una beca o algo similar, encantados, pero ese nunca va a ser el plan A.

Además no es solo el, también vienen las nenas que merecen excelentes opciones también aunque su currículo académico todavía está en pañales y no sabemos todavía cómo se va a desarrollar.

La cosa es que, aunque un poco tarde nos pusimos en campaña (tarde porque las clases del año que viene están casi todas cerradas en todas las escuelas privadas); me tomé la mañana y salimos a cubrir 3 escuelas que Gabriela encontró luego de una titánica tarea de investigación.

Salimos para la escuela más grande y que tenía la página web más atractiva y nos trancamos en la ruta, unas obras trancaron todo el transito y no nos podíamos mover a ningún lado, cuando lentamente llegamos a un cruce analizamos las otras escuelas y había una, cuya página web no decía mucho y que quedaba bien cerca. Dijimos, vamos a esa miramos un poco y luego volvemos a la de la lista, por lo menos hacemos tiempo.

Allí fuimos, nos atendieron muy cordialmente, pedimos si tenían algún folleto de la escuela y si nos podían dar una reunión la semana siguiente porque queríamos analizar la posibilidad de anotar a los niños para el siguiente año. Cuando les dijimos las clases a las que entraban y que teníamos dos niñas que empezaban primero, la secretaria nos puso una cara de “ni de casualidad” que nos bajó a tierra al toque. Ahí nos comentó que no nos daba nada porque muy probablemente no podríamos anotar a los niños, pero que iba a hablar con la directora por las dudas. Ahí se fue y nosotros nos quedamos esperando.

Vuelve y nos dice que solo tenían lugar para uno más en primero, pero que anotan a las dos si los anotábamos en el momento, ya que así ellos cerraban los grupos y se concentraban en la organización.

¡Quedamos de cara! Solo estábamos para mirar y ver si era posible.

Bueno dijimos, piano a piano. ¿Cuánto sale? Y queremos un tour para ver la escuela.

El precio era super razonable, prácticamente lo mismo que pagamos ahora y nos trajo una maestra que nos llevo por las clases y el resto de las instalaciones. Quedamos super encantados, excelente el nivel. Llenamos el papeleo ahí mismo y ya los anotamos.

Otra vez, como casi siempre nos pasa, la oportunidad se dio y la tomamos. La escuela nos permite anotar a los niños directamente en los liceos que nos gustaron y estos liceos tienen excelente nivel de pasaje a la Universidad año a año.

Ahora teníamos escuela pero había que mudarse lo más cerca posible; lo positivo es que ahora nos movíamos como 20km hacia la ciudad, lo cual es muy bueno, pero tiene costos asociados que son importantes ya que la zona es más cara.

Hicimos los números y nos concentramos en el rango que podíamos pagar, otra vez Gabriela se lució con la búsqueda y ahí empezamos. Las casas que podíamos acceder eran mucho más chicas que la actual pero era parte del sacrificio a realizar y mirábamos todas las opciones. Ninguna casa nos cerraba y el tiempo se nos estaba yendo volando, ahora cierra todo 2 semanas y las clases empiezan a fines de enero, ya mirábamos el peor caso como viable, seguir viviendo acá y Gabriela saliendo con los niños dos horas antes para zafar de la hora pico y llegar a la escuela.

El pasado fin de semana salimos a la cacería y como andábamos temprano nos fuimos a ver una casa que estaba linda pero salía más que nuestro limite, fuimos por si acaso y la verdad que estaba muy potable. Por las dudas aplicamos igual y ofrecimos menos plata (nuestro máximo) y adjuntamos nuestro historial impecable de inquilinos y bueno, se ve que realmente vamos por la buena senda, porque !nos salió la aplicación y nos bajaron el precio de alquiler a nuestra oferta!. Impresionante, cuando uno va por el camino adecuado parece que todo fluye mágicamente.

Ahora, solo queda la mudanza después de las fiestas y esperamos por unos cuantos años estabilizarnos en una zona (¡por fin!).

5 comentarios:

Manolito dijo...

OTRA VEZ !?!?!?!?, y bueno, a sacar el GPS nuevamente asi los encuentro ....tan pronto nos den la nueva direccion.
Mucha suerte en el nuevo vecindario.

Acosta dijo...

Si!!!!!!!!

Quedate tranquilo que esta vez ni GPS vas a necesitar. :)

Alejandro Rinaldi dijo...

que al menos entre el camioncito de google maps ...

Acosta dijo...

ya pasó, se ve bien en google maps :)

alcorze dijo...

Me alegra leer esas noticias. Si las cosas se hacen bien y con buena predisposición tienden a salir bien. Como decimos por aqúi "el que la sigue, la consigue".

¡Un saludo!