martes, 7 de mayo de 2013

¡Aguada campeón!


Si bien crecí en Flor de Maroñas, mi primera residencia fue en la calle Enriqueta Compte y Riqué en una pensión en frente a lo de mi tía-abuela Sara.

Mis viejos la llamaban "el nicho", porque ni ventanas tenía la pieza en la que vivíamos. :)

Para los que no conocen Montevideo, la cancha de Aguada queda en Enriqueta Compte y Riqué y la Avenida General San Martín. O sea, a la vuelta de la esquina.

Mi mamá era del barrio y fue siempre fanática de Aguada, en la casa de mi tía Sara subiendo a la azotea se podía ver el basquetbol y el tablado sin pagar un peso. Desde hace años la cancha es techada y ya no es posible conseguir esas localidades preferenciales. :(

La última vez que Aguada había salido campeón fue en 1976, cuando yo tenía un año, así que nunca vi al cuadro ganar un título.

Con Aguada pasa algo raro, un cuadro sin éxitos durante tantos años tiende a quedar relegado a un costado y el fanatismo se diluye. Sin logros deportivos, no se inyectan esas dosis de alegría necesarias para conservar una amplia parcialidad.

Siempre, como en todo cuadro, hay un núcleo duro de hinchas que están en las buenas y en las malas, pero nunca se mantiene una base muy grande, por lo menos siguiendo permanentemente al equipo.

Y porque digo que Aguada es especial, bueno, a pesar de 36 años sin títulos la parcialidad aguatera es enorme y acompaña. Estoy seguro que muchos clubes de fútbol en Uruguay quisieran tener tantos hinchas como Aguada, llenando la cancha en cada partido y cantando sin parar.

El 6 de Mayo llegó por fin el gran día. El día de ver a Aguada campeón.

Cuando llamé a la vieja ella estaba llorando de alegría, emocionada, no es para menos. Y porque no decirlo, si hasta se me escapó también una lágrima a mi. Estoy muy feliz realmente.

Grande Aguada!

AGUADA QUE NO, NI NO!!!!




PD. ¿Adivinen quien actualizó wikipedia?




2 comentarios:

alcorze dijo...

Enhorabuena por ese triunfo. El cariño a unos colores es algo un tanto irracional, pero que nos llena de alegría como pocas cosas.

Acosta dijo...

Gracias alcorze!!